Todo lo que necesitas para ir al teatro

Conillet

Conillet

Es madre, trabaja nueve horas seguidas, ama, siente rabia, siente miedo y está muy muy muy cansada. Es una mujer al límite, interpretada por Clara Segura, en un monólogo original de Marta Galán Sala, con adaptación y dirección de Marc Martínez.

SINOPSIS

Placer y política. He reducido mi lista de prioridades a estos dos conceptos y he descubierto –me ha costado casi cuarenta años– que en el teatro puedo combinar con total libertad estos ingredientes, aparentemente tan contradictorios. Si el escenario es un espejo, la obra puede hacer algo más que entretener y el texto contiene un discurso… el actor se convierte en un activista. Et voilà! 
Clara Segura y Conillet. He concentrado mi hiperactividad y mi placer en estos dos elementos. Por un lado, porque fue actuando a su lado (obviando ahora quién es esta actriz i qué representa, me han dicho máximo quince líneas), dejándome llevar por su don, como entendí qué significaba estar enamorado de este trabajo. Y porque me prometí, una vez superado aquel festival de serotonina, que algún día volveríamos a trabajar juntos. Y al soñar tan fuerte que quería dirigirla… ahora tengo la oportunidad de volar de nuevo con ella… ¡y de ser Lliure! Después llegó este conejito con sus pilas de Duracell: vida, obra y gracia de Marta Galán. El texto más bonito que había leído en muchos años. Definitivo. Impresionante. Bestia. No me gusta mucho leer teatro, prefiero practicarlo, pero esta confesión leporina me dejó K.O. Su prosa, poética y ácida, tierna y acaparadora, se aferra a tu alma, detiene el tiempo y dices: “¿Pero qué es esto? ¿Qué ha pasado aquí?” Entonces, telón.
Tengo a Clara, tengo a Marta; tenemos al conejo y las brasas. No tengo la receta mágica, pero os cocinaremos con amor esta fábula sobre una mujer que sobrevive a su presente destripando su pasado para hacer las paces con él, y poder vivir su futuro con dignidad… mientras carga en sus espaldas, como Sísifo, el peso entero de nuestra existencia.
Ah, y hambre. Tenemos mucha hambre. ¡Buen provecho!
Marc Martínez

Fotos
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
  • Lola

    Brutal! Un mònoleg que a nivell d’interpretació és increïble, Clara Segura ens fa arribar a tots i especialment a les dones tot el dia a dia del personatge tan esgotador. Per part meva no em va deixar ni de bon tros indiferent. Cada petit detall d’aquest text tan brutal t’arriba. Un monòleg reivindicatiu, humorístic i a la vegada dur que et fa reflexionar tota la nit.

    08/01/2017
  • Josep Oliva Sasé

    No ho vaig poder fer al Lliure i avui he vist en el Centre Cultural del meu poble aquesta obra escrita per Marta Galán i dirigida i adaptada per Marc Martínez . Ens parla d’una dona actual que porta el seu dia a dia al límit per poder viure el futur amb dignitat. Està cansada molt cansada i les pors l’envaeixen. Pors a la solitud, als fills, a no ser estimada i sobretot a no ser entesa. A mi el text no m’ha arribat, no m’ha generat cap sentiment ni emoció i fins a m’atreveixo dir que m’ha avorrit. Per descomptat que el millor Clara Segura amb una interpretació una vegada més, magistral en la qual es deixa la pell. Però al meu entendre, per gaudir totalment d’un espectacle amb només la interpretació, no és suficient i això és el que avui he sentit.

    09/04/2016
Artículos relacionados
Clara Segura protagoniza 'Conillet', un grito al reconocimiento social de la maternidad

Clara Segura protagoniza 'Conillet', un grito al reconocimiento social de la maternidad

20 julio 2016

Marc Martínez dirige la adaptación de El conejito del tambor de Duracell de Marta Galán, Conillet. Un texto salvaje y poético que destripa los miedos, la rabia, y cansancio de […]

Clara Segura protagoniza 'Conillet', un grito al reconocimiento social de la maternidad

Clara Segura protagoniza 'Conillet', un grito al reconocimiento social de la maternidad

9 noviembre 2015

Marc Martínez dirige la adaptación de El conejito del tambor de Duracell de Marta Galán, Conillet. Un texto salvaje y poético que destripa los miedos, la rabia, y cansancio de […]