Todo lo que necesitas para ir al teatro

Alfredo Sanzol: "El teatro es un acto de comunicación"

8 gener 2019
e

Por Aída Pallarès / @aidapallares


Alfredo Sanzol
es uno de los grandes autores del panorama actual y un maestro de la comedia. Ahora viaja hasta la época isabelina para crear La Tendresa, la historia de una reina un poco maga y sus dos hijas, que viajan en la Armada Invencible, obligadas por Felipe II a casarse en matrimonios de conveniencia con nobles ingleses después de haber invadido Inglaterra. Una obra de leñadores y princesas inspirada en el universo de Shakespeare que se podrá ver en el Teatro Poliorama hasta finales de febrero. Hemos hablado con él.

Como surgió La Ternura?

A partir de la idea que tuvimos Andrés Lima y yo, dentro del Teatro de la Ciudad, de trabajar sobre la comedia. Pensamos que estaría muy bien centrarnos en la comedia shakespeariana, ya que de alguna manera es un punto de inflexión en la historia del teatro porque Shakespeare crea la comedia moderna que conocemos. Leímos y releer las comedias de Shakespeare para inspirarnos en ellas y a partir de ahí empecé a elaborar el concepto de la ternura.

Una obra moderna inspirada en los clásicos.

Exacto. ‘La Tendresa’ une ambas cosas. Creo que no hay que ser excluyente. La tradición clásica puede inspirar la creación contemporánea. La creación contemporánea debe tener fuentes de inspiración de todo tipo y una puede ser la clásica. En este sentido, ‘La Ternura’ es un texto contemporáneo que trata temas actuales con personajes de ahora pero que tiene el aroma y la inspiración en formas y estructuras clásicas.


Siempre has comentado que tu escritura tiene tres patas: El pasado, el presente y la imaginación. A partir de aquí, como trabajas, como escribes?

Hay una parte del trabajo que es muy intuitiva y tiene que ver con seguir la pista a las imágenes que se repiten cuando me pongo a escribir. Personajes que se repiten y parece que me digan que quieren que les dé voz. En este sentido, por ejemplo, los personajes de ‘La Tendresa’ me repetían continuamente, parecía que querían estar vivos y empecé a estructurarlo. A la hora de escribir la memoria y la imaginación de alguna manera sirven para entender lo que nos está pasando ahora, sino el presente se convierte en una especie de lluvia de eventos que no podríamos entender.

 

¿Qué hay de ti en tus obras?

A mí me gusta decir que en mis obras es todo de mí y al mismo tiempo no hay nada. Es todo para que las he hecho yo y entrego todo mi esfuerzo y mi vida a crearlas y no hay nada para que mi vida privada es mi vida privada y las obras siempre son ficción. Además, con el paso del tiempo, las obras toman su vida propia que ya no es la mía. El Alfredo Sanzol que escribió La respiración ya no está, soy otro. Y este cambio es muy bueno y es muy bueno que quede el testimonio de un tiempo en un texto dramático.

 

El público siempre juega un papel importante en tus obras, escribes pensando en él o va surgiendo?

Para mí el teatro es un acto de comunicación y de una manera natural el público está presente como aquel que recibirá lo que escribo. Muchas veces el público el concreto en breve: cuando comienzo a escribir, me gustaría leer lo que estoy haciendo a mi pareja, mis amigos, los actores con los que trabajo … o sea, que cuando escribo estoy esperando comunicarlo por disfrutar del goce del otro. Y creo que esas pequeñas cosas que hago cuando escribo, después, con la relación con el público, no hacen más que amplificarse. Pero desde el primer momento, por mi parte hay un deseo de comunicación.

 

En alguna ocasión has dicho que la base de todo espectáculo consiste en la necesidad de que entre los actores se debe crear un imaginario común. ¿Por qué?

Porque es esencial para mantener la función en cartel durante bastante tiempo. Si tienen en común un mundo que quieren crear cada noche por el público, todo es más ágil y flexible.

Hace varios años que trabajas con las T de Teatro y, por tanto, trabajas tu obra en otra lengua. ¿Qué te aporta?

Hace muchos años que trabajo en catalán, desde que era muy joven. Y para mí siempre fue muy sencillo porque hablo muy bien el francés y nunca lo vi como un problema. Fui aprendiendo catalán por el trabajo, leyendo mucho. Y para mí el cambio de idioma aporta una nueva música, musicalmente es diferente, las palabras de repente de repente quieren decir lo mismo pero suenan de otra manera y hay muchas posibilidades.

La obra habla de que no podemos protegernos del amor. Crees que actualmente lo que está reprimido es lo sentimental y no lo sexual?

No lo sé. Creo que muchas veces la exageración tiene sus muestras de represión. La sexualidad vivida de una manera armónica no se ha porque de vivir de una manera exagerada, estamos viviendo una época de represión sexual que se manifiesta a través de una especie de celebración de lo sexual. Lo que sí es cierto es que lo que sigue existiendo es una necesidad de conocimiento del pensamiento y que produce las emociones. Creo que el ser humano está en la prehistoria de conocer cómo actúan sus pensamientos y cómo se generan. Estamos en la prehistoria de la neurología.


¿Por qué se titula así?

Porque en la obra anterior, ‘La Respiración ‘, había un momento en el que se hablaba de la ternura y a mí me llamaba la atención y me preguntaba qué me pasaba, si me había vuelto un “blandengue”. Pero empecé a investigar y descubrí que la ternura es la manera que tiene el amor de expresarse y que la ternura no es una expresión de debilidad, sino de integridad, de fuerza entendida en el buen sentido. Porque cuando estamos bien podemos ser tiernos, podemos expresar el amor. Y me gustó esta definición de ternura como acto de generosidad e integridad y me pareció necesario hablar.

De hecho, en una entrevista dijiste que “una sociedad sin ternura es una sociedad en guerra”.

Sí, porque la ternura es la manera en la que la sociedad se expresa. Dentro de la ternura está incluida la atención, la escucha, la paciencia.

Únete gratis a Teatro Barcelona
Creando tu usuario disfrutarás de sorteos y promociones, podrás valorar espectáculos y dejar tus comentarios, acceder al Calendario TB con toda la programación y recibir nuestro newsletter semanal con toda la actividad teatral de la ciudad de Barcelona.

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario