Pol López y Oriol Pla protagonizan 'La calavera de Connemara', un thriller lleno de humor negro

Redacció

Iván Morales dirige Pol López y Oriol Pla en una tragicomedia de Martin McDonagh llena de humor negro que se adentra en la Irlanda interior.

Después de ver El curioso incidente del perro a medianoche el Roc, el hijo del Iván Morales le dijo: «Deberías trabajar con el Polo López!». Dicho y hecho. Ahora es el protagonista, junto con Oriol Pla de una tragicomedia de Martin McDonagh, junto con Marta Millà y Xavi Sáez. Un texto que Pau Gener ha traducido por encargo del director sabiendo que haría cada personaje y con esta premisa: «tenía que ser un catalán rural y rockero». Además, Enero «se ha roto la cabeza» por «encontrar un catalán creíble y actual, sin pedir prestado palabras de otras lenguas. Y no es tan fácil, sobre todo a la hora de pensar insultos! «. Y a la obra, hay fuerzas. «Está llena de humor negro, es escatológica … es de un autor irlandés, pero conecta totalmente con los catalanes», dice López. Además, avisa Morales, «la adaptación es bastante libre, podría ser una Irlanda del Montseny».

El punto de partida es la historia del Mick Dowd, el personaje de López, un enterrador de quien, en el pueblo, se han esparcido numerosos rumores. Uno de ellos, que fue él quien, hace 7 años, mató a su mujer. Una muerte que, en él, la ha trastornado desde entonces. «Es un ambiente muy violento, los personajes son bastante torpes y cafres en las relaciones humanas, pero necesitan amar y ser amados, como todo el mundo», dice Morales. «A Mick le cae encima ese peso de la Irlanda profunda, de todo un pueblo despotricando de ello, pero podría ser el de la Cataluña profunda».

Oriol Pla interpreta en Martin, un joven bala perdida «a quien se le ha quedado pequeño el pueblo -como le pasa a tanta gente- y harto de vivir en medio de tanta hostilidad». El único personaje femenino de la obra lo interpreta Marta Millà. «La Maryjohnny es una tía cotorra y cotilla, católica, representante de la parte moral del pueblo, pero a la vez ludópata y alcohólica. Es un personaje muy complejo que sobrevive en un mundo muy masculino y queriendo «. Aunque en el original es una mujer de 70 años obesa y casi ciega, aquí lo han adaptado a la edad de la actriz.

«Si Marta representa la ética del pueblo, mi personaje, en Thomas, es la acción, la ley», dice Xavi Sáez. Él es el policía y «una muestra del patetismo, en el buen sentido». Y es que la obra, según el actor, es «bellamente patética». Para Morales el más interesante, sin embargo, ha sido mover un texto de estructura clásica como este «fuera de los lugares comunes». «Todo el mundo podrá entrar al alma del Mick y verá cómo ve él los personajes que la rodean y su acto heroico, que no es otro que salir del agujero».

Artículos relacionados
Comentarios
  • maría j gonzález mondaza
    maría j gonzález mondaza

    Fantásticos todos, me encantó. Puesta en escena de gran intensidad física con un texto contundente.

    Responder
    19/09/2017