Àngel Llàcer transporta Shakespeare al Hollywood de los años 50, en el TNC

Redacció TeatreBarcelona

15 actores, 10 músicos, 18 temas musicales, 98 cambios de vestuario y una escenografía formada por tesoros escondidos de antiguos espectáculos en el almacén del Teatro Nacional de Cataluña: un «prodigio escénico» -tal como lo describe Xavier Albertí, director del TNC para dar frescura y glamour en Mucho ruido y pocas nueces.

TEATRE_BARCELONA-molt_soroll_per_no_res-REVISTA_1

El actor y director Àngel Llàcer ha transportado el texto clásico de Shakespeare en el Hollywood de los años 50, de la mano del director musical Manu Guix que ha adaptado para la ocasión canciones de Cole Porter. El binomio Guix-Llàcer, a cargo del éxito del musical de El principito, tuvo que renunciar a algunos temas de Porter que habían añadido a su lista, ya que los derechos impedir que se utilicen en otros musicales que no son el originario, añadieron al setlist el Puttin on the ritz d’Irving Berlin y el Singing in the rain de Herb Brown. La orquesta interpretará la música «en riguroso directo», sin apoyos tecnológicos, para así «mantener la sonoridad de los grandes musicales de la época», describe Yeso.

LA FACTORÍA DEL CINE AMERICANO

Ambientado en un estudio de cine, los personajes de Mucho ruido y pocas nueces toman el oficio de actores, directores y productores de películas que trabajan en la factoría de cine estadounidense por excelencia. Dentro y fuera del rodaje, y entre amores, enredos y sorpresas, Don Pedro, Claudio y demás cantan bajo los focos auténticos himnos de musicales como Night and day, Begin to Beguine y el «súper single» Le’s do it.

TEATRE_BARCELONA-molt_soroll_per_no_res-REVISTA_2

Por ejemplo, Leonato queda transformado en Leonata, una productora encarnada por Victoria Pagès, junto a Oscar Muñoz, que dará vida a Borachio, y de los dos protagonistas, David Verdaguer y Bea Segura en los papeles de Benedicto y Beatrice, respectivamente. «Lloll Beltran, que no había trabajado nunca en el TNC, tenía que estar allí», asegura el director. La actriz se mostró entusiasmada con su papel «pequeño y lindo» dentro de lo que ha definido como «un SuperExtraManuLlàcerMusicalEspléndido».

El reparto cuenta también con seis actores elegido en un casting, que Llàcer reivindica como un proceso de selección que da oportunidades y descubre caras nuevas. El director ha querido eliminar artificio interpretativo y ha buscado que los actores se abran al público: «Si te muestras tal como eres, lo único que te queda es el amor. Y eso es lo que decimos: let’s do it, let’s fall in love! «.

ACTORES NOVELES ENTRE LOS VETERANOS

El montaje anuncia una nueva forma de colaboración entre el Teatro Nacional y su compañía joven, ITNC, que hará que los recién graduados del Instituto del Teatro formen parte de elencos con intérpretes veteranos, explica Albertí. Con la intención de favorecer su inserción en el mundo laboral, se cambia así la fórmula anterior, que creaba espectáculos exclusivamente por la ITNC.

En un principio, el director tenía en mente hacer La ópera de los tres centavos, del compositor alemán Kurt Weil, pero por las limitaciones que les imponían los derechos de autor, que no les permitían hacer ningún cambio, decidieron por el texto del británico.

TEATRE_BARCELONA-molt_soroll_per_no_res-REVISTA_4

UNA MÚSICA QUE «POTENCIA SHAKESPEARE»

Salvador Oliva, que ya trabajó con el director en una adaptación de Sueño de una noche de verano, ha sido el encargado de traducir el texto, que ha situado «entre las tres mejores comedias de Shakespeare», junto a Sueño de una noche de verano y Noche de reyes. «Pensaba que no sería tan buena como Noche de reyes, pero lo que ha hecho el Ángel es espectacular, es de los pocos directores que tienen cuidado de la dicción de los actores», asegura Oliva, que añade que «es un misterio, pero el musical potencia Shakespeare «. La dramaturgia ha estado a cargo de Marc Artigau ha encargado de versionarla, junto con el director.

Además de charlas con los creadores, el TNC ofrecerá funciones escolares de la obra, que quiere dar al público infantil y al poco habituado al teatro «una puerta de entrada que les haga descubrir el interés por Shakespeare -según Llàcer-. Una obra de fácil digestión pero no frívola».

TEATRE_BARCELONA-molt_soroll_per_no_res-REVISTA_3

TEATRE_BARCELONA-molt_soroll_per_no_res-REVISTA_5

Os dejamos un vídeo de los ensayos para ir abriendo el apetito:

Y encontraréis toda la información sobre fechas y horarios en la ficha del espectáculo:

Fotografías: TNC

Texto: Neus Riba

Artículos relacionados
Comentarios
  • sara

    Joan ollé

    Responder
    09/11/2015