Parias

En Parias los títeres son el símbolo brillante de la degradación y la marginación del ser humano; sus historias despiertan emociones que nos hacen tomar consciencia de que aún estamos vivos y tenemos criterios morales. Parias conmueve y obliga a la reflexión. Parias retoma temas y vías del teatro clásico, le devuelve al escenario su función social.

Los miserables: La pobreza y la mentira como forma de opresión son el hilo que teje esta historia. ¿Quién maneja a quién? ¿Quién engaña a quién? El títere mendigo pide limosna, y no encuentra piedad ni en el titiritero que lo maneja. No hay guiño posible, no hay tabla a la que agarrarse.

La cantante calva: El títere se maquilla, se embellece, busca en las telas y la peluca una forma de ser otro, lo que no es, que le haga sentirse amado, deseado, visto. Pero el espejismo es espejismo y no dura, se rompe y se desvela como ilusión fugaz.

Hamlet: Nace el títere al calor de la vela, respira, lucha con sus miedos y los vence. De lo más esquemático y sencillo llega a lo más enorme del teatro, al “ser o no ser” del maestro de maestros. Una historia donde, al calor del público, lo pequeño florece y se hace grande.

El tiranicida: Un títere empapado de clown que mata por placer, que disfruta con ello, puede llevar su obsesión tan lejos que se autodestruya como ilusión de vida. Un lúcido ensayo sobre la necesidad de los límites.

Vídeo
Fotos
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
  • Josep OS

    Avui al Teatre de Ponent he pogut gaudir d’aquest espectacle que presenta el titellaire aragonès Javier Aranda​. Divertit, commovedor, ple de tendresa i perquè no amb un toc gamberro, són les històries que sobre la condició humana i el difícil que és viure, i basades en personatges de Hamlet, La cantant calba o Els Miserables donen vida i mai millor dit a aquests ninots aconseguint una compenetració tal entre les titelles i Aranda que us asseguro, emociona. Un treball perfecte i immillorable que no acaba amb la representació ja que les titelles, els focus, les caixes on es guarden i que es mouen quan volen sortir, i les ombres reflectides a la paret són tot enginy i construcció del propi Aranda. Un espectacle imprescindible que cal anotar a l’agenda perquè es podrà veure a la Sala Fènix del 10 al 13 de novembre. No us ho perdeu.

    24/10/2016