Todo lo que necesitas para ir al teatro

No es país para negras

No es país para negras

No es país para negras es una comedia dramática, que te congela la sonrisa

San Sebastián 1976, nace Silvia Albert Sopale una niña negra en una familia de negros en un país de blancos. Junto a ella viviremos 40 años y veremos como las canciones populares y anuncios televisivos marcaron a una generación.
Representante diversos personajes y sirviéndose del lenguaje físico nos mostrará humorísticamente diferentes puntos de vista sobre: ​​el racismo, la sexualidad de la mujer negra y la identidad.
Viajaremos en África donde el espectador descubrirá que a pesar de ser la tierra madre este tampoco es su lugar.
Se servirá de sus recuerdos y de los de toda una comunidad para explicar parte de la historia no contada hasta el momento, la historia de las mujeres negras Españolas.

“Cuando me quede embarazada de mi hija, hace 2 años, comence a sentir la necesidad de buscar referentes para ella y descubrí algo de la realidad de los negros en España, realidad siempre presente pero a la que yo vivía de espaldas; el racismo invisible, el racismo positivo, el racismo sutil del que… si te quejas, te tachan de paranoica. Esta obra es mi legado para mi hija y mi manera de cambiar el mundo cercano, el día a día, de crear conciencia, plantear un debate, estimular a la reflexión. Es una obra autorreferencial en la que doy voz a los afrodescendientes en España, e intentamos evitar las miradas paternalistas sobre África. No es país para negras es una obra que habla de que el lugar no está fuera, sino dentro” Silvia Albert

Con el apoyo de: Hibiscus Asociación de Afroespañolas y afrodescendientes i Colectivo ob-scènics

Fotos

No es país para negrasNo es país para negrasNo es país para negrasNo es país para negrasNo es país para negras

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

  • Anna
    12345

    “Must see”

    19/05/2019
  • JOSEP OLIVA SASÉ
    12345

    Amb totes les sessions de la setmana passada esgotades, la Sala Fènix va programar una funció ahir dilluns el que em va permetre anar a veure aquesta obra, la segona del cicle Dona’m veu. Escrita i interpretada per l’actriu Silvia Albert Sopale i dirigida per Carolina Torres Tópaga, Silvia espanyola nascuda a Donostia, ens fa arribar tot fent un recorregut per la seva experiència personal que va des de la infantesa fins als nostres dies i que va començar al col·legi on en lloc de cridar-la pel seu nom li deien “negra” i han transcorregut 40 anys i les coses han canviat molt però molt poc. Sense culpabilitzar ningú, reclama una reflexió sobre la necessitat que la nostra societat reconegui la seva pròpia diversitat. Amb certa ironia i sarcasme va desgranant fets que han marcat la seva vida, sentir-se rebutjada laboralment, sexualment, en l’àmbit social i patir aquest racisme subtil i invisible del que a Espanya som pioners. Sense escenografia, que no cal, i amb el suport d’uns audiovisuals i una perfecta il-luminaciò que reflecteix ombres a la pantalla, Silvia Albert fa un treball extraordinàri i tot i que ho atenua amb tocs humorístics, el relat fa que la indignació vagi in crescendo. Ara surt de gira per Espanya però confio que la tornin a reposar, cal veure-ho. #salafenix

    02/10/2018

Artículos relacionados