Waikiki Honolulu, la tercera apuesta del Off Romea

Mercè Rubià

Waikiki Honolulu es una tragicomedia dirigida por Paul Berraondo y protagonizada por Joel Minguet y Borja Espinosa. Nos hemos colado a un ensayo y hemos hablado con los tres.

Un bebe cerveza, el otro Waikiki Honolulu. Un sueña que el Bruce Springsteen habla catalán y le da consejos para hacer una buena paella; el otro que, de golpe, es un árbitro de un partido de fútbol americano y no sabe arbitrar… Dos hombres se encuentran en un bar y todo se precipita.

TEATRE_BARCELONA-Waikiki_Honolulu-REVISTA1

TEATRE_BARCELONA-Waikiki_Honolulu-REVISTA2

TEATRE_BARCELONA-Waikiki_Honolulu-REVISTA3

Paul Berrondo, Joel Minguet y Borja Espinosa tenían ganas de trabajar juntos y hacer una obra «que se pueda representar desde el comedor de una casa al Espai Lliure o el Círcol Maldà, cualquier lugar donde podamos ir con cuatro elementos y explicar la historia que queremos explicar sin depender de nada «, nos explican. El Club Marítim les ha ofrecido la oportunidad, no sólo de representar la obra durante cuatro días, sino también de ensayar en diferentes espacios del club. «Para una compañía pequeña y sin medios como la nuestra poder ensayar sin tener que pagar el alquiler de un local es un lujo y un punto de partida brutal», aseguran.

Después de una comida en la terraza del Club, Berrondo «se disparó» y fue escribiendo el texto y construyendo la dramaturgia a partir de las improvisaciones con los actores, a quien guió partiendo de un hilo conductor que ya tenía al cabeza. Después de dos meses de trabajar, Waikiki Honolulu, una obra que nos relata el encuentro de dos hombres que no tienen nada en la vida, ya está prácticamente lista para el estreno. Quienes son estos perdidos? ¿Qué pasa cuando se encuentran? Nos lo explican sus protagonistas:

Texto y fotos: Mercè Rubià

Escrit per
Mercè Rubià TWITTER

Periodista. Teatrera. Enamorándome de la danza y del circo. Advertencia: Si la mayoría de mis recomendaciones tienen muchos aplausos no es por falta de criterio (que quizá también), si no porque prefiero hablar de las obras que me gustan. Muy lejos de querer hacer (o ser) crítica.

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario