'En lo alto para siempre', una adaptación pop del humor ácido de David Foster Wallace en el Teatre Lliure

Redacció

Por primera vez el Teatre Lliure acoge en el escenario una adaptación del escritor David Foster Wallace. Llega bajo el nombre En lo alto para siempre, título de uno de los relatos que incluye el libro de Brief Interviews with Hideous Men [Entrevistas breves con hombres repulsivos] y sobre el que Juan Navarro i Gonzalo Cunill han construido este espectáculo de creación de estética «mucho pop y colores brillantes».

En lo alto para siempre, que se estrenó en Temporada Alta en dos únicas funciones, se podrá ver en Gracia del 6 al 16 de febrero. Con este espectáculo, el Teatro Lliure abre la programación del segundo semestre de la Temporada 2019/20. En palabras de Georgina Oliva, directora de Programación y Contenidos de la sala, fue «el teatro inconformista de Juan Navarro i Gonzalo Cunill» y «cómo de poco se ha trabajado David Foster Wallace en el teatro» los motivos por los cuales se decidió incluir el espectáculo en la programación.

En lo alto para siempre tiene una estructura de tríptico conceptual, que incluye el texto íntegro del relato homónimo del espectáculo, conversaciones improvisadas entre los intérpretes Gonzalo Cunill y Gemma Polo sobre el escritor, música en directo y proyecciones mapping. «El relato madre, basado en una experiencia de Foster Wallace, habla del salto en la vida adulta de un adolescente, utilizando como metáfora el salto que se prepara a hacer desde un trampolín de una piscina pública», ha explicado Juan Navarro, creador y director del espectáculo durante la rueda de prensa.

La obra del escritor norteamericano disecciona la sociedad posmoderna y se caracteriza por hablar de cómo somos ante tabúes como los traumas infantiles, las sexualidades inefables, el deseo, la violencia, la soledad, las adicciones o la muerte. «A pesar de nacer en los años 60, David Foster Wallace fue un escritor del siglo XXI que supo describir y anticipar la sociedad narcotitzada y seca de ambición cultural actual», ha añadido Navarro. Como han explicado sus creadores, En lo alto para siempre es un espectáculo pensado para los fans y no tan fans de un autor que, con su escritura, quería «aportar calma a los perturbados y perturbar los calmados», como ha recordado Cunill.

Gemma Polo, joven intérprete miembro de la compañía José y sus hermanas y cantante del grupo de música Roba Estesa, y el músico Rodolfo Castagnolo acompañan a Gonzalo Cunill al escenario. «Gemma encarna el salto al futuro del cual habla el relato de David Foster Wallace», ha afirmado Navarro. Castagnolo, por su parte, construye un espacio sonoro adaptado al espectáculo a partir de un violín eléctrico y aquello que graba in situ durante la función.

El espectáculo nace de un laboratorio sobre Foster Wallace en el Teatro Nacional de Montpellier, así como del gusto de los dos creadores por la obra del mismo autor con quien «simpatizan» y de quien «admiran la búsqueda constante de nuevos códigos literarios».

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario