El Grec de Casadesús quiere dar la vuelta al mundo

Redacció

Francesc Casadesús ha desgranado las líneas que seguirá el Festival Grec durante los próximos años, en el que se estrena como director. Además, ha avanzado algunos nombres de la próxima edición, que se celebrará del 1 al 31 de julio: Israel Galván, Dimitris Papaioannou, Pau Miró, Los Piratas Teatro y La Pequeña Malumaluga. Os explicamos las claves.

-TRES GREC: MONTJUÏC, CIUDAD Y FÁBRICAS DE CREACIÓN

Francesc Casadesús tiene ganas de recuperar «el espíritu festivo de un festival de verano» y encontrar propuestas artísticas excepcionales que queden marcadas en el imaginario de los espectadores, además de conseguir una identidad propia que diferencie el Griego de otros Festivales . Además, apuesta por dividir el festival en tres espacios. Por un lado, el Grec-Montjuïc, alrededor de la Plaza Margarita Xirgu y los equipamientos de montaña, donde se intentará reproducir la sensación de un festival de ciudad pequeña y se pueda asistir a diversas actividades en un día. El Grec-ciudad, será el que contará con la complicidad de las salas y proyectos de la ciudad y se ofrecerá una programación más alargada en el tiempo, de una a tres semanas. Es donde se buscará crear «cantera de nuevos públicos» y se apoyará a las compañías locales. Y por último, el Grec-Fábricas de Creación, «menos visible», que buscará conectar el Festival con cada uno de estos equipamientos. En este caso, además, no se reducirá la actividad sólo en julio, sino que se abre la posibilidad de ampliarla durante el año. Se buscará potenciar el encuentro entre artistas locales e internacionales y abrir los procesos de creación al público para que pueda asistir «al nacimiento de una idea».

-UNA VUELTA AL MUNDO QUE EMPIEZA EN GRECIA

Francesc Casadesús ha presentado un proyecto hasta el 2020. Esto, en el ámbito internacional, se traduce en una vuelta al mundo que comenzará por el Mediterráneo, con especial atención a Grecia donde, «quizás por las circunstancias que se vive, hay propuestas extraordinarias y una creatividad fantástica «. Casadesús ya ha cerrado una colaboración con el Centro Cultural Onassis de Atenas, que el próximo año recibirá artistas catalanes. Es en este eje de la programación, que quiere tocar temas de actualidad como las migraciones o la crisis financiera, donde se enmarcan las primeras propuestas que ha desvelado el director: La fiesta, de Israel Galván y la coproducción con Dimitris Papaionnou, un creador «con un universo plástico muy potente» que hace teatro visual y físico. Ambas propuestas se podrán ver en Barcelona antes de ir hacia el Festival de Aviñón.

El viaje, en lugar de ir hacia el norte, «donde ya recibimos propuestas habitualmente», seguirá la dirección del sol, hacia el Este. El año que viene llegará a Singapour en complicidad con el Festival de las Artes y servirá para conocer el continente asiático, con propuestas de Japón, China o la India y temas «que también nos remueven aquí» como la globalización o el poder económico. En 2019 se irá hacia el mundo anglosajón, de Melbourne en Nueva York, para abordar cuestiones como la ecología o los nuevos liderazgos mundiales. En 2020 tocará Sudamérica, con festivales de México, Bogotá, Santiago de Chile y Buenos Aires y la idea es que se puedan crear espectáculos relacionados con «temas que trascienden el ser humano, como la espiritualidad». El último viaje, en caso de que Casadesús siga al frente del Festival -no tiene fecha de finalización de contrato- pasaría por África y el poscolonialismo. Esta, sin embargo, es una «idea general, quizás un poco poética» que no excluye que haya compañías de otros países, sobre todo en casos de especial conexión con la ciudad, como ocurrió con Peeping Tom, que se prevé que termine su trilogía sobre la familia en 2019 y vuelva a la ciudad.

-APOYO E INTERNACIONALIZACIÓN DEL TALENTO LOCAL

Uno de los principales ejes del nuevo proyecto de Festival es la de potenciar el talento local. Esta premisa pasa por «juntar creadores de diferentes disciplinas, provocar intersecciones entre todos ellos y estimular su creatividad». En este sentido, también se apuesta por incorporar nuevos formatos a la programación, además de poner especial atención a las mujeres creadoras. En esta primera edición, sin embargo, el Festival aún mantiene bastantes proyectos puestos en marcha por el anterior director, Ramon Simó, por «no hacer daño» a los artistas o compañeras que ya contaban con el apoyo del Griego para sus producciones.

Uno de los primeros nombres confirmados es el del dramaturgo y director Pau Miró, que presenta un nuevo texto, un disparo en la cabeza, en la Sala Beckett. Protagonizado por Emma Vilarasau y Mar Ulldemolins, que interpretan dos periodistas de diferentes generaciones que dialogan sobre la profesión.

-NUEVOS PÚBLICOS Y TEATRO FAMILIAR

Además, también habrá una gran apuesta por el teatro para todos los públicos y nuevas formas de participación a través de proyectos comunitarios. En esta línea se enmarca el proyecto de Brundibár con un centenar estudiantes de institutos de la ciudad. Un proyecto que ya se hizo en 1998 y que precisamente dirigirán algunos de los que entonces participaron como niños, Los Piratas Teatro.

La Compañía La Pequeña Malumaluga, artífice del espectáculo Bitelia para bebés, presentarán My baby is a queen, un espectáculo que habla de la transexualidad los más pequeños.

Texto: Mercè Rubià

Artículos relacionados

Barcelona se llena de Navidad

Durante catorce días la Plaza de Cataluña y la Plaza Universidad acogerán el Barcelona Festival de Nadal. Una programación para todo tipo de públicos donde las artes escénicas se combinarán […]

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!