Todo lo que necesitas para ir al teatro

Trashèdies

Trashèdies

“Soy dibujante de viñetas. Estoy muerto. Trashèdies es la historia de mi vida. No hacía falta, pero en fin, estos chicos se han emperrado en explicárosla!”. Trashèdies es un viaje sorprendente a través de la vida desdibujada de un dibujante, el relato de cómo un hombre puede crear todo un universo en un recuadro.

El término trash aparece escrito por primera vez en 1902 en el Registro Mercantil de Kansas. Trash era el nombre de una empresa de recogida de residuos de la pequeña localidad de New’s Hamptons, en las afueras de Wichita. La empresa, de poco más de 10 trabajadores en el momento del registro, creció hasta convertirse en la cuarta empresa más importante del sector de Costa Oeste. Es a raíz de este aumento que en algunas ciudades la palabra trash empieza a relacionarse con los desechos y los residuos, hasta el punto de que en el argot de varias zonas del estado de Kansas ya define los detritus generados por la actividad humana. En 1965 el término entra en el Oxford English Dictionary (OED), con la definición siguiente:

1.North American waste material; refuse.
2.North American a person or people regarded as being of very low social standing.

Esta palabra surgida del slang de Costa Oeste llega a tener una entrada en el OED por la segunda acepción del término: “persona o grupo de personas de un estrato social bajo”, que tiene como origen las tiras cómicas del dibujante Jermaine Blackwell, llamadas Trashedies y escritas alrededor de 1935.


Valoración espectadores
  • Mr. Buyère

    Un gran grup de gent jove amb talent i moltes ganes de fer-li un homenatge al que ja consideren un líder. Una posada en escena innovadora, àgil i atractiva. Una direcció encertadíssima, un text ben portat i aprofitat. Mala sort de la poca durada de l’espectàcle, que li treu atractiu i la sensació que et queda es que potser no teníen tantes coses a explicar de l’homanetjat.

    24/05/2014