Temporada Alta Iberoamérica, un festival más internacional que nunca

Redacció

Temporada Alta ha decidido llevar al otro lado del océano su particular Tierra Baja con Lluís Homar (Premio Max al Mejor Actor 2015), exportando la escena del país a otras fronteras hermanas de lengua y cultura. Es la primera vez que una producción propia del festival gerundense hace el salto en Iberoamérica. Y lo hace en el mejor contexto posible: un festival ya posicionado que cuenta este año con 23 espectáculos diferentes de 12 nacionalidades europeas y latinoamericanas, y más de 75 representaciones, en las 3 capitales de Argentina, Uruguay y Perú. Teatro, danza contemporánea y experimental, creación contemporánea, circo y nuevas dramaturgias procedentes principalmente de Cataluña, España, Francia, Italia, Alemania, Suiza, Finlandia, Israel, México y Colombia, además de las tres nacionalidades anfitrionas, que acogen una programación intensa que circula por las tres ciudades durante estas tres semanas de Festival.

Temporada Alta llevará a Iberoamérica el estreno del nuevo montaje de Guillem AlbàCalma!. Este espectáculo, que supone también que por primera vez Temporada Alta en Iberoamérica acoja un estreno absoluto catalán. Se podrá ver en las 3 ciudades, con un total de 6 representaciones, igual que Tierra Baja, con también 6 funciones. Estas son las principales apuestas de la programación de producción catalana en el festival, acompañadas de dos autoras actuales que presentarán texto en el Torneo de Dramaturgia Transatlántico que se celebra en este marco en Buenos Aires: Cristina Clemente con Las lentas de mirar cargadores y Marta Aran con Puzzles.

Pero hay más. La escenógrafa mallorquina Xesca Salvà  viajará también a Buenos Aires y Montevideo con su espectáculo Cases, una experiencia que juega con realidad y ficción para despertar la curiosidad del espectador. Completa la programación el premiado Vida, una propuesta apta para todos los públicos del titiritero aragonés Javier Aranda que estrenará en Buenos Aires y Lima; y la actuación en Lima del showman Rodrigo Cuevas con El mundo por montera.


El proyecto, que el festival gerundense promovió en su momento y ha hecho crecer año tras año, tiene como objetivo establecer un puente de intercambio entre la escena del país y la iberoamericana, dando a conocer la dramaturgia propia y los creadores. Más allá de la programación, el festival supone un punto de encuentro e intercambio entre artistas y profesionales que acuden.

Un año más el Mediterráneo y el Río de la Plata se enfrentarán al Torneo de Dramaturgia Transatlántico, a la sala Timbre4 y en el contexto de Temporada Alta en Buenos Aires (TABA). En esta nueva edición, la finalista y la semifinalista del torneo catalán, Cristina Clemente i Marta Aran, subirán al ring para luchar con los escritores argentinos Andrea Marrazzi y Facundo Zilberberg, ganadores del Primer Torneo de Dramaturgia Argentina realizado a Timbre 4 el diciembre de 2018 y seleccionados por la Diplomatura de Dramaturgia de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Archivado en
Artículos relacionados

El Grec de proximidad: 11 lecturas dramatizadas

En 2020 un grupo de teatros de proximidad, ante la incertidumbre provocada por los estragos de la pandemia, decidieron crear el sello On el Teatre Batega. Su objetivo es trabajar […]

Aceptar la muerte, amar la vida

¿Te has planteado alguna vez cómo quieres que sea tu funeral? ¿Sabes qué alternativas tienes? ¿Por qué mantenemos el tabú sobre la única certeza universal? ¿Puede pensarse en la muerte […]

Nuevos aires para El Molino

Molinex es un ciclo artístico que pretende rescatar la memoria de El Molino y actualizar su papel en la disidencia sexual, es decir, darle el valor que merece su historia […]

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario