Quim Girón: "Para programar circo se tiene que perder el miedo y arriesgar"

Redacció

Neus Molina / @NeusMolina

Nu es el 23º Circ d’Hivern del Ateneu de 9 Barris. La cita de cada Navidad en el barrio de Nou Barris es siempre un escaparate para conocer y reconocer el nuevo circo, el circo contemporáneo alejado de la carpa y «el más difícil todavía», donde lo que cuenta es la belleza y el riesgo. Un riesgo que ya no sólo es físico sino que es temático y conceptual.

El circ d’Hivern vuelve a partir del 15 de diciembre de la mano de Quim Girón, el alma mater de la compañía Animal Religion y uno de los creadores contemporáneos con más proyección internacional. El espectáculo que han denominado Nu quiere hablar con sencillez y transparencia de las relaciones humanas a partir de objetos.

Un espacio desnudo, donde los cuerpos se buscan, se pierden, se fragmentan y se recomponen para confesarnos alguno de sus secretos. Situaciones absurdas sin ornamentos, llenas de humor y magia.

En Teatre Barcelona hemos hablado con su director.

Fotografía: Marta García

TB: ¿El circo es para ti un género híbrido? Una mezcla de teatro, danza, performance…

QUIM GIRÓN: Para mí el circo es un género que nace de las habilidades de la persona para despuntar a través de la acrobacia o el truco. No es un género híbrido que recoge otros ámbitos, quizás lo ha hecho en otras épocas pero para mí el circo es lo que nace del truco y el intento de la persona para entender la tensión de vivir en un mundo nómada e independiente, una tensión desde donde el artista usa sus habilidades para sorprender el público

¿Qué es la desnudez del circo?

Nu no trata de la desnudez del circo sino de un estado donde el intérprete viaja a un mundo mágico donde lleva al público a un paisaje y donde lo devuelve a un lugar tocando con los pies en el suelo. Se trata de mostrar a la persona de manera transparente, la parte desnuda del intérprete encima del escenario con conexión con el público

¿Qué influencias encontraremos de Animal Religion en Nu?

De la compañía Animal Religion encontraremos la inspiración del movimiento animal y los paisajes inspirados en la naturaleza. En definitiva el contraste entre los objetos inspirados en la naturaleza y el artista de circo

¿Cómo ha sido trabajar con Joan Català y el resto de compañeros?

Trabajar con otros compañeros y creadores ha sido una experiencia bonita y un intercambio que hemos vehiculado a partir de las palabras «no lo sé». Desde aquí han ido surgiendo dudas que se han ido resolviendo poco a poco con el trabajo.

¿La creación ha sido colectiva o partías de una idea muy clara?

Yo como director he partido de una idea muy clara pero con la posibilidad de romperla, y evidentemente se ha roto tres o cuatro veces a lo largo del proceso, hasta que realmente hemos encontrado claramente lo que estamos haciendo ahora.

Todo el trayecto ha sido borroso por este «no lo sé». Entre la prueba y el error hay un descubrimiento constante donde cada creador y cada persona tiene que asumir su cargo dentro de la propuesta escénica. En el caso de Nu, a través de la conversación se ha encontrado la unificación final del espectáculo.

¿Qué son para ti el Ateneu 9 Barris y la escuela Rogelio Rivel? ¿Cómo han influenciado en tu trayectoria?

Me han influenciado desde el principio, desde la instrucción y formación en la disciplina del circo, hasta ver el circo como una profesión y un espacio donde exhibir y encontrar intercambios con el público. Han pasado 12 años desde que hice el Circ d’Hivern con el montaje Rodó y para mí fue un descubrimiento saber que existía un mercado para el circo dentro de las artes escénicas donde poder desarrollarnos.

Un mercado muy minúsculo todavía. ¿Cómo podemos visibilizar más el sector del circo?

Dando confianza a los creadores para explorar nuevos terrenos, generar mezclas nuevas, descubrir, educar… El dinero ayuda pero es importante que la gente que está abriendo las puertas de los teatros, programando y dando subvenciones tengan ganas de equivocarse y de arriesgarse. Si no lo hacen, si no se arriesgan siempre acaban ayudando a los artistas que ya funcionan y no a los que todavía no lo han hecho.

¿Por qué hay poco circuito en Cataluña?

Aparte de creadores somos exploradores y por lo tanto no tiene sentido quedarse siempre en el mismo lugar.

El circo clásico está de capa caída, ¿el contemporáneo está ganándole terreno?

El circo clásico no se está abandonando porque abre puertas y esto siempre ha sido así. Ahora bien quizás lo tenemos que dejar para volver. Quizás vale la pena ver y explorar cosas que vemos poco o que no hemos visto nunca, y esto es lo que ofrece el contemporáneo. Los artistas huyen de las modas y no se conforman con esto ya se ha hecho, quieren innovar.

¿Qué disciplinas encontraremos en Nu?

Pues hay equilibrios elásticos, acrobacia de caída, acrobacia de danza, suspensión capilar y manipulación de objetos.

MÁS INFORMACIÓN Y ENTRADAS AL MEJOR PRECIO:

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario