Nuevas generaciones de bailarines y coreógrafos, en un proyecto solidario

Redacció TeatreBarcelona

El miércoles 29 de abril, Día Internacional de la Danza, el Mercat de les Flors acogerá un espectáculo del proyecto Dansa Solidària, una iniciativa del Institut del Teatre de Barcelona que quiere contribuir, desde la danza, a ayudar a los sectores más desfavorecidos de nuestra sociedad y mejorar la calidad de vida de aquellos que más lo necesitan.

Los beneficios del espectáculo coreográfico Dansa Solidària se destinarán a una causa solidaria pactada y decidida con el ayuntamiento de diferentes municipios de Catalunya. En el caso de Barcelona, ​​la taquilla del Mercat de les Flors se destinará a un proyecto solidario que relacione danza y sociedad, elegido por una comisión de selección formada por un representante de la Asociación de Profesionales de la danza de Catalunya (APdC), uno del Institut del Teatre y uno delMercat de les Flors . El mismo Día Internacional de la Danza se conocerá la propuesta ganadora.

El espectáculo consiste en diferentes propuestas de talleres coreográficos realizados por las dos escuelas de danza que integran los estilos que se estudian en el Institut del Teatre: clásico, contemporáneo y español. Todas las propuestas -unas más académicas y otras más agosarades- tienen un alto nivel de exigencia y de calidad fruto del trabajo de los diferentes cursos de los conservatorios del Institut.

Por ello, esta es una oportunidad para ver las nuevas generaciones de bailarines y coreógrafos que pronto se incorporarán al mercado laboral y artístico de nuestro país.

TEATRE_BARCELONA-dansa_solidaria_mercat_de_les_flors_insitut_del_teatre-REVISTA_1

La obra Dansa Solidària  está formada por nueve piezas cortas y concluye con Minus 16, de Ohad Naharin, una coproducción del institut, el Mercat, el Gran Teatro del Liceo y el Grec’09 Festival de Barcelona, donde se estrenó. Bailada por IT Dansa – Jove Companyia de l’Institut del Teatre, la coreografía transcurre rápidamente por varios estados de ánimo, de la alegría en el abatimiento, de la intimidad a la diversión en grupo. La pieza provoca una especial relación entre bailarín y espectador, haciendo que sea especialmente cercana y única cada vez que se interpreta.

En el montaje participan los alumnos de danza del Instituto del Teatro: Escuela de Enseñanza Secundaria y Artística / Conservatorio Profesional de Danza (EESA / CPD), Conservatorio Superior de Danza (CSD) y IT Danza Joven Compañía del ET. Con la colaboración, en el ámbito técnico, de la Escuela Superior de Técnicas de las Artes del Espectáculo (ESTAE).

Fotografía: Josep Aznar / Mercat de les Flors

Texto: Neus Riba

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario