La compañía Gataro cumple 20 años de trajectoria

Redacció

La compañía teatral Gataro cumple sus primeros 20 años de trayectoria. Se trata de un proyecto artístico, con sede en el Almeria Teatre desde el 2009, que nace en 1998 de la mano de Víctor Álvaro (actor, director y dramaturgo) y Sabina Figueras (actriz y productora). Las inquietudes creativas del grupo, el afán de aprendizaje y la curiosidad les ha llevado durante estas dos décadas a probar las diferentes disciplinas escénicas, combinadas en mayor o menor número en cada uno de sus espectáculos.

Piezas de texto, de gesto, de máscaras, de danza, musicales, obras de autores nacionales, internacionales o de creación propia han pasado por las manos de esta ya veterana compañía. En sus espectáculos, siempre han intentado potenciar la conjunción del contenido de la obra con el texto, la música, la gestualidad y la plasticidad.

“Ni alternativo ni comercial: fringe”. Con este término que denomina una tipología de teatro experimental, definieron la programación de su sala en la inauguración del Almeria Teatre en 2009. “Este teatro nace con la intención de programar espectáculos de calidad sin los acondicionamientos de las modas de cada momento”, aseguraba Álvaro, director de la sala. Con esta filosofía, han estrenado espectáculos como L’habitació del nen, Ubúadella, Copi & Ocaña, Carmen!, 1984 o Krapp, entre otros, o reinventado musicales como Flor de Nit o Poe, el cabaret macabre (este último todavía en cartel).

El Almeria Teatre, situado en el barrio de Gràcia en el edificio que también alberga la sede de la casa regional almeriense (el origen del nombre de la sala), inició su viaje con el espectáculo 5 noies i un vestit d’Allan Ball. Este montaje contaba con algunos de los cómplices incondicionales de la compañía como Bealia Guerra (actriz, coreógrafa y bailarina), Núria Llunell (vestuario y caracterización) o Quico Gutiérrez (iluminador).

Pero, evidentemente, hay otras figuras importantes en el proyecto como, por ejemplo, el actor Frank Capdet que participa como socio del teatro y ha formado parte como intérprete de la compañía en espectáculos como Black RiderAy, Carmela o Ubúadella, entre otros. Por su parte, el actor Lluís Canet ha sido otro de los intérpretes que más ha colaborado en las producciones de Gataro (Carmen, 1984, Flor de nit, etcétera). Canet, actualmente, se encuentra en Madrid trabajando en el musical de Billy Elliot.

Más allá de Gataro, sin embargo, el teatro siempre ha estado abierto a montajes de otras compañías que sigan una línea artística similar: personalidad alternativa, experimental, sin renunciar a la calidad y el sentido comercial, combinando teatro, música y danza.

Artículos relacionados

'Opening night' de La Veronal: un homenaje al teatro

Esta primavera se ha vivido un tramo final de temporada difícil, con salas inusualmente vacías, que ha hecho aún más complicada la remontada pospandemia. Coincidiendo con el Día Mundial del […]

Del arte a la vida, 28 pasos y medio

Quizá el mayor sueño de todo artista sea crear una obra que permita reconciliar las artes sin jerarquías. Y tal vez esta empresa no sea posible sin tener en cuenta […]

Stephen Sondheim, el arte de hacer musicales

Decir que la obra de Stephen Sondheim marca el inicio del teatro musical moderno no es ningún superlativismo gratuito ni exageración fruto de una devoción que, vista de fuera, pueda […]

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario