Todo lo que necesitas para ir al teatro

Paradís pintat: Ternura angelical

Paradís pintat
11/02/2017

El clown para adultos, según la misma Pepa Plana, es una modalidad artística de difícil encaje. Hubo un tiempo, entre finales del siglo pasado y principios de este, en que se puso de moda e hizo coincidir en los escenarios catalanes a un buen número de artistas que apostaba por esta especialidad (Jango Edwards, Tortell Poltrona, Monti, Leo Bassi, etc.) Actualmente, sin embargo, vuelve a ser un género desubicado que lucha para encontrar programadores y salas que realmente quieran correr el riesgo. En Paradís Pintat, además, la payasa asume otros riesgos… pero hay que reconocer que sale triunfante, como casi siempre en sus casi veinte años de pisar teatros.

Pepa Plana juega siempre con un personaje ingenuo y travieso a la vez, que despierta ternura desde su primera aparición. Esta vez se encarna en un angelillo aburrido y fastidiado por las pompas celestiales. Un ángel que quiere volar lejos y hacer su propio camino, aunque al final un poder divino la lleve a descubrir una realidad que hiere y hace daño. Desde un respeto y una honestidad absolutos, el espectáculo nos trae por caminos inesperados y nos ofrece un final que mejor no revelar. En definitiva, un espectáculo bello, descarado y aparentemente inocuo.

← Volver a Paradís pintat