Les roses de la vida

14/09/2018

Dulce disparate

Es evidente que un dramaturgo y director con la trayectoria de Sergi Belbel se puede permitir el lujo, a estas alturas, de llevar a cabo cualquier proyecto que le apetezca. Sea la ambiciosa dirección de un clásico (Beckett, Pinter, Racine), de autores de nuevas generaciones (Claudia Cedó, Roc Esquius) o montar un ligero entretenimiento (como es el caso). La cuestión es no dejar de arriesgarse, experimentar y mantenerse fresco. Les roses de la vida es una locura simpática que, básicamente, busca la diversión sin muchas más pretensiones que el entretenimiento a través del humor absurdo basado en la palabra. En este sentido, la escena inicial es la más efectiva, la que genera más risas y la que consigue mantener mejor el interés. A partir de aquí, parece como si el montaje se dedicara a intentar encontrar un hilo conductor sobre la marcha o construir una historia que sostenga el conjunto de ocurrencias sin nunca encontrar ninguno consistente. De este modo, la gracia inicial se va diluyendo en una serie de bromas lingüísticas y malentendidos cada vez menos ingeniosos que acaban por agotar. Este defecto, resulta más evidente todavía con un final descaradamente hortera, gratuito y sin demasiado sentido que, sin embargo, por exagerado, vuelve a recuperar la atención del espectador. Afortunadamente, la propuesta cuenta con Enric Cambrany y Gemma Martínez, dos maestros de la sobreactuació cómica que saben cómo hacer funcionar cada situación y cada réplica de forma hilarante. Además, Belbel tiene un olfato preciso como director y, por lo tanto, la pieza tiene el tono adecuado y un buen ritmo. Esto sumado al delicioso helado de fresa que reparten hace que la experiencia sea lo suficientemente placentera.


Todo lo que necesitas para ir al teatro

Les roses de la vida

Les roses de la vida

No te pierdas la nueva comedia alocada escrita por Sergi Belbel. Una historia surrealista protagonizada por cuatro intérpretes y un perro que verán como sus vidas acabarán haciendo un giro inesperado.

Sinopsis

Un joven emprendedor con un problema grave, un terapeuta desolado por la muerte de su perro, una temible presidenta de un país extranjero carente de amor y su extraña e intrépida secretaria son las cuatro piezas de esta gamberrada que tan sólo pretende celebrar la vida, hacer un canto a la libertad sexual, al amor, a los placeres y comunicar a los espectadores el gozo de vivir, y que ha sido escrita especialmente para cuatro jóvenes y espléndidos intérpretes: Enric Cambray, Roc Esquius, Gemma Martínez y Núria Sanmartí.

Fotos

Les roses de la vidaLes roses de la vida

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

  • 12345

    JOSEP OLIVA SASÉ

    Ahir al Barts vaig passar una molt bona estona amb aquesta comèdia absurda escrita i dirigida per Sergi Belbel. Un text que s’aparta totalment del que Belbel fins ara havia fet. Quatre personatges, un emprenedor d’una empresa de càtering creatiu que està enamorat, un terapeuta dolgut per la mort del seu gos, la presidenta d’un país europeu i la seva secretària malcarada. Uns diàlegs gamberros i surrealistes però carregats d’enginy que creen moments molt però molt divertits arrodonits per un esbojarrat final. Molt bon treball dels quatre actors, Enric Cambray, Gemma Martínez, Núria Sanmartí i Roc Esquius tot i que potser per les característiques del personatge que encarna, Cambray ho broda. Una escenografia molt minimalista amb dues butaques i poc més però suficient. Ahir va ser l’última representació però espero la reposin, ja que és ideal per passar una bona estona oblidant-te de tot. Ahh i gelat inclòs.

    17/09/2018

  • 12345

    Victòria Oliveros Layola

    Amor, desamor, erotisme, problemes de salut, problemes personals, autoestima, política, cinema, literatura … Tots aquests temes es barregen, s’empassen i s’escupen a cor què vols. Amb una posada en escena monocromàtica formada per dues butaques, una tauleta i un teló vermell al fons que dibuixa un cor, aquesta obra és una teràpia per distreure la ment i reflexionar sobre el molt que ens mengem el “tarru” per tonteries oblidant-nos que la vida són dos dies. Una bretolada per riure i passar-ho bé. Flipant. No us la podeu perdre!! Si voleu saber-ne més podeu entrar a https://gaudintdelteatre.wordpress.com/2018/09/08/les-roses-de-la-vida/

    08/09/2018