Todo lo que necesitas para ir al teatro

Les males persones: Otra forma de acercarse a Schiller

Les males persones
10/09/2016

Coger Los bandidos, de Friedrich Von Schiller, y hacer una versión recortada y muy libre (sobre todo en la parte final) no es una tarea nada sencilla. En este sentido, podemos decir que Carles Mallol se ha salido airoso y ha conseguido amoldarse muy bien al estilo de los Parking Shakespeare, que aunque cambian de director a cada proyecto están logrando con el tiempo una forma de hacer y de interpretar los clásicos muy característica. También siguen con una absoluta economía de medios técnicos, aspecto que los obliga a buscar recursos originales y adaptarse muy bien al espacio donde actúan. En el Maldà están en un espacio algo más convencional, pero hay que recordar que Les males persones ya se estrenó el invierno pasado en la sala de exposiciones del Centre Cívic Parc Sandaru, cuartel general del grupo y cómplice de todas sus propuestas teatrales.

De esta nueva versión destacaría sobre todo la parte inicial y cualquiera de las escenas donde aparece Pep Garcia-Pascual, que elabora un Franz realmente retorcido y peligroso. Los momentos en los que comparte escenario con Pau Ferran o Ester Cort -acertadísimos los dos- destilan toda la mala leche, la cobardía o el desafío que comportan sus respectivos personajes. Las partes del bosque se me quedaron un poco más confusas y atropelladas, quizás porque cuesta encontrar el punto a estos bandidos tan especiales con los que Schiller revolucionó el teatro alemán de su época. En definitiva, un montaje interesante (cualquier recuperación clásica de los Parking Shakespeare siempre es bienvenida) de una obra densa y difícil de llevar a escena.

← Volver a Les males persones