La tristeza de los ogros

10/02/2018

El cuento del horror adolescente

La adolescencia es, probablemente, el periodo vital que, junto con la infancia (muchas veces, idealizada), ha inspirado el mayor número de historias a creadores de todo tipo. Es evidente, si nos paramos a pensar, que el paso de la niñez a la edad adulta resulta tan revelador cómo, desgraciadamente, traumático y doloroso, en la gran mayoría de casos. De este sufrimiento habla, precisamente, La tristeza de los ogros, escenificando en forma de cuento cruel varios ejemplos reales como el de un joven alemán que mató a sus compañeros de instituto, una adolescente que estuvo secuestrada 10 años en un sótano o algún suceso español como el de las niñas de Alcasser. La grandeza de poner la mirada sobre estos hechos terribles es comprobar cómo, detrás de la tragedia, se esconden sentimientos, miedos y conflictos emocionales que, en realidad, son compartidos por la gran mayoría de jóvenes. El director Fabrice Murgia, de este modo, hace una aterradora reflexión sobre la cara más podrida de la sociedad contemporánea, en contraposición a la pureza esencial de una juventud que, en muchas ocasiones, se siente triste, perdida y alienada ante un mundo adulto que les maltrata, les desprecia o les ignora. Son muy interesantes los recursos visuales que se usan, algunos de los juegos escénicos y, en general, la utilización de elementos cercanos a los referentes cinematográficos, televisivos y culturales de los protagonistas. Quizás su problema es caer en algunas reiteraciones innecesarias o en estridencias y efectismos poco sutiles, tratándose de un material tan delicado. El espíritu de denuncia, en parte, justifica estas decisiones en el contexto de un conjunto que, en definitiva, consigue resultar perturbador, inquietante y abre un debate necesario e incómodo de la manera artísticamente más radical y decidida.


Todo lo que necesitas para ir al teatro

La tristeza de los ogros

La tristeza de los ogros

De la historia real de Bastian Bosse y de Natascha Kampusch, Fabrice Murgia elabora un cuento negro para adolescentes. El espectáculo original fue en 2013 en el festival Temporada Alta. Ahora llega al Lliure madurado, multipremiado y con actores de aquí. Un adiós a la infancia.

Premio del Público y Premio Télérama del Festival Impatience 2010 – Odéon-Théátre de l’Europe.

Fotos

La tristeza de los ogrosLa tristeza de los ogrosLa tristeza de los ogros

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

  • 12345

    Hèctor Fibla Ferrà

    Texto para remover conciencias, bien conducido por el personaje de la niña muerta, interpretado por Andrea de San Juan.

    12/02/2018

  • 12345

    JOSEP OLIVA SASÉ

    Avui al Lliure he estat veient aquesta obra amb text i direcció del belga Fabrice Murgia. Arran de dos successos que van ocórrer al 2006 i que van tenir un gran ressò mediàtic, Bastian un estudiant alemany de 18 anys que va disparar als alumnes del seu institut i després es va suïcidar i Natascha una jove de la mateixa edat que va estar 8 anys segrestada i va escapar per distracció del vigilant. Murgia indagant en el bloc personal de Bastian (Nacho Sànchez) i entrevistant Natascha (Olivia Delcán) ha aconseguit que tots dos des dels seus refugis ens expliquin les seves dramàtiques històries fragmentades, les seves pors i les seves frustracions i que ens porta a reflexionar sobre el despertar del nen o adolescent que tots portem dins. Un tercer personatge una nena tètrica (Andrea de Sant Juan) que exerceix de mestra de cerimònies amb una barreja de candidesa i maldat i que està present en primer pla abans i durant tota la representació. Una escenografia minimalista i una magnífica posada en escena acompanyada d’audiovisuals, i una excel·lent interpretació per part dels tres actors. Una obra dura, pertorbadora que et colpeja a l’estómac i que surts al carrer bloquejat. i que no és per majories però que a mi personalment m’ha agradat i molt.

    11/02/2018

  • JOSE GABRIEL DEL VIEJO

    Un cuento negro sobre adolescentes perdidos en su dolor, su desesperacion y su depresión. Cuento para adolescentes y para mayores.
    A través de las historias reales de Bastian Bosse, el adolescente que decidió masacrar a gente en su instituto y luego se suicidó y de Natasha Kampush la famosa secuestrada durante años la dramatúrgia nos sumerge en los pensamientos más oscuros de niños que pasan a ser adultos.
    Maravillosa caracterización y espacio sonoro.
    Imposible no salir del teatro pensando en si el entorno de esos chicos podrían haberlos ayudados a tiempo a superar sus miedos e inseguridades.
    Teatro necesario

    09/02/2018

Artículos relacionados