Todo lo que necesitas para ir al teatro

Carrie, el musical: Terror adolescente... con canciones

Carrie, el musical
22/12/2018

Da gusto ver como, poco a poco, van aterrizando en Barcelona musicales de pequeño o medio formato que nos ayudan a conocer algo más la gran variedad del género musical. Esta obra, concretamente, ya tiene más de treinta años y se engloba dentro de la categoría de musicales con temática de terror (Jekyll & Hyde, Bat boyEvil dead, La botiga dels horrors, etc). Carrie coge como referente el libro de Stephen King, y también la película de Brian de Palma que tantos y tantos sustos dio en su momento. Ahora bien, los creadores del musical optan más por explotar la historia de amor adolescente y todas las peripecias en el instituto, que no por la trágica y perversa relación entre madre e hija. Los elementos del género están, de una u otra manera, pero ni la partitura los enfatiza ni la dramaturgia les da más peso del necesario. Las canciones de Michael Gore i Dean Pitchford son más que correctas, pero tampoco son para echar cohetes… Una partitura aceptable, con momentos aislados de gran calidad, como por ejemplo los soliloquios de Carrie o su madre.

La versión que nos ofrece ahora Ferran Guiu está muy adaptada al pequeño espacio del que se dispone, pero también es cierto que el minimalismo forzado y la práctica ausencia de atrezzo le restan efectividad. Los actores también se esfuerzan de lo lindo, pero algunos de los personajes secundarios quedan eclipsados por la magnética presencia de Raquel Jezequel y Muntsa Rius. Dos grandes actrices y cantantes que, a pesar de todo, tampoco escapan de un problema externo a la compañía que desgraciadamente lo ensucia un poco todo: la mala sonoridad y la imposibilidad de escuchar la letra de las canciones de una forma más o menos aceptable.

← Volver a Carrie, el musical