Garantía

Garantía

Garantía es un sainete inmoral. La acción se desarrolla en Buenos Aires en la década de los 90. Durante este periodo en Argentina se abandonaron los ideales y se adoptó una política liberal. El motor de esta obra es el egoísmo de los personajes que buscan mejorar su situación destruyendo en los otros o al menos valiéndose del esfuerzo del otro. Juan Isola afirma: “En el sainete inmoral así como en la década del 90 no se encuentran rastros de idealismo”.

Marcelo se fue de viaje. Julia, su mujer, hace quince días que no sabe nada él. Marcelo quiere separarse, pero no quiere ser el verdugo de la pareja. Razón por la cual le pedirá a su amigo Adrián que retire sus cosas de la casa que comparte con su mujer. Julia espera e intuye la confirmación de la ruptura. Julia está desequilibrada. Marcelo intenta disfrazar la realidad de su traición, usa como cómplices a Lorena y Guillermo. La verdad se descompone. La realidad se manipula. La opinión pública condena a Julia. Ella herida acepta que ha confiado su tiempo a gente miserable construida con desechos, aun así los hiere.

La actuación se afirma sobre una forma compuesta por trazos grandes y claros, que se alejan de la idea del realismo o de la cotidianidad. Todos estos ingredientes generan modelos y un discurso expresivo, que representa el que para esta generación de actores, dramaturgos y directores significa esta década.

En conclusión: una forma exagerada sostenida por una mentira.

Fotos

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración