EL MOLINO REVIVE EN EL GREC 2022

Nuevos aires para El Molino

Redacció

Molinex es un ciclo artístico que pretende rescatar la memoria de El Molino y actualizar su papel en la disidencia sexual, es decir, darle el valor que merece su historia y llevarla a la contemporaneidad. Se trata de una serie de propuestas que combinan las artes escénicas, la música, shows drag y acciones poéticas que se llevará a cabo en el corazón del Paral·lel, y no sólo entre las paredes del teatro emblemático, sino también en la calle y en el barrio, con el objetivo de conectar la cultura con la ciudad.

La memoria del espacio se crea a partir de lo que sabes de él, más que por haberlo vivido. El Molino simboliza muchas cosas, por lo que es, por lo que representa y por lo que supone en el imaginario colectivo. De hecho, una de sus contradicciones es que su época más brillante fuese durante el franquismo. Aunque era una necesidad tener un lugar donde la disidencia sexual se fuga, el contraste también marca su esencia.

La personalidad de El Molino, forjada desde la disparidad y la oposición, también se verá representada en la doble programación de Molinex. Combinar performances y actuaciones, sea por antítesis o por afinidad, será uno de los puntos claves. Vicent Fibla, director del Eufònic Festival y comisario del ciclo, admite que le gusta la idea de reunir diversas tipologías de espectadores y que sean “público involuntario de las cosas, de encontrarte algo que no has pedido y mucho menos has pagado”.

Además, la diversidad de las propuestas hace que se configure una escena híbrida, pero a menudo cada una tampoco está delimitada por una sola disciplina. Flamenco queer iY Raval cuir tendrán el papel de revisitar el componente folclórico.

Otras acciones como la de Teknodrag, que tratan las fantasmagorías travestis y el elemento racializado, se harán en la calle, en contacto con las vecinas y el barrio del Poble-sec.

Pero hay otras propuestas que sí tienen determinada una expresión artística, como es el caso de Hidrogenesse y su actuación musical. Por otro lado, aunque el concepto queer y canalla lo abraza todo, existen otros espectáculos que no tienen la conexión con la disidencia sexual, como es el caso de Aka Teatro, pero que, en cambio, está relacionada con la vida nocturna . Eso sí, lo que las une a todas ellas son el exceso de performatividad y actitud en lo alto del escenario.

El Ayuntamiento de Barcelona compró el Molino en julio del 2021, después de dos años cerrado, y con motivo del Festival Grec vuelve a transformarse en un templo de las artes escénicas. Con todo, Vicent Fibla manifiesta que Molinex no sienta las bases de lo que debe ser el teatro centenario del Paral·lel. Admite que ponerlo en el mapa desde una perspectiva contemporánea abre la puerta a lo que vendrá, pero el camino todavía no está definido.

Más información y entradas:

Artículos relacionados

El Grec de proximidad: 11 lecturas dramatizadas

En 2020 un grupo de teatros de proximidad, ante la incertidumbre provocada por los estragos de la pandemia, decidieron crear el sello On el Teatre Batega. Su objetivo es trabajar […]

Aceptar la muerte, amar la vida

¿Te has planteado alguna vez cómo quieres que sea tu funeral? ¿Sabes qué alternativas tienes? ¿Por qué mantenemos el tabú sobre la única certeza universal? ¿Puede pensarse en la muerte […]

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario