La Cubana repasa sus 40 años de vida con una exposición en Sitges

Ruben Garcia

Este 2021 la compañía La Cubana celebrará sus 40 años de vida en su casa, en Sitges, el lugar donde nació en 1980. Lo hará con un año de retraso, debido a la pandemia, con una exposición que se podrá ver del 17 de junio al 26 de septiembre en el Miramar Centro Cultural de Sitges.

La Cubana, 40+1 anys: un viatge del ‘no-res’ fins al 202, que es como se llama la exposición, propone una experiencia inmersiva en el universo de la compañía, un recorrido por su historia explicado a través de escenografías, vestuarios, pelucas, carteles, recortes de prensa, fotografías, premios, recuerdos entrañables y todo aquello que han ido acumulando y utilizando a sus montajes a lo largo de toda su historia.

«La Cubana nació en Sitges con vocación claramente amateur, sin nada y sin ningún tipo de pretensión, sólo con el ansia de hacer teatro» explica el director de La Cubana, Jordi Milán, que cofundó la compañía con Vicky Plana: «En ese momento a nadie le pasó por la cabeza que estábamos creando una compañía de teatro profesional. Quizás si lo hubiéramos sabido habríamos cagado en los pantalones «.

La exposición se completa con actividades paralelas gratuitas. En el Cine Retiro todos los jueves de julio habrá proyecciones de los capítulos de la serie televisiva Teresina S.A. (3 capítulos por día), mientras que el Teatro El Prado todos los martes de julio, habrá proyecciones audiovisuales de las obras teatrales que ha producido La Cubana. Televisión de Cataluña también participará de estas actividades. Las tardes de los sábados del 12 de junio al 3 de julio, en el 33, se podrán ver algunos espectáculos de la compañía (Gente Bien, Campanades de BodaCómeme el coco negroL’Homenatge al Paral·lel) y también algunos capítulos de Teresina SA

Las entradas ya están a la venta y se pueden comprar aquí.

La Cubana

La Cubana nació con vocación claramente amateur, sin nada y sin ningún tipo de pretensión, sólo con el ansia de hacer teatro. La fundaron dos Sitges, Vicky Plana y Jordi Milan, que en aquel momento no eran nada conscientes de lo que estaban creando y en el que se convertiría años más tarde. Han realizado cerca de 12.000 representaciones, han visitado más de 200 teatros y en total los han visto más de 5 millones de espectadores. Además han sido trampolín de actores y actrices como José Corbacho, Santi Millán, Anna Barrachina, Mercè Comès o Mont Plans.

El teatro ‘cubanero’ se basa en la observación, recreando situaciones cotidianas, siempre en clave de humor y que, normalmente, pasan inadvertidas como teatro. Es un teatro sencillo, de pequeñas ideas y muy artesanal. Algunas constantes que se encuentran en sus montajes son la transgresión de espacios, la sorpresa, el juego como expresión teatral, la participación del público y, sobre todo, sus personajes, esos que tienen vida propia y van más allá del simple guión establecido . Y afirman que la calle estuvo su gran escuela y desde donde han extraído toda su experiencia.
Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario