'Il n'est pas encore minuit... ', las acrobacias inspiradas en los Minyons de Terrassa

Mercè Rubià

Los Minyons de Terrassa hacen pilares espectaculares a la montaña Montserrat y también inspiran espectáculos de circo. Nada menos que de la francesa Compagnie XY, una de las compañías de circo más interesantes del panorama internacional. Il n’est pas encore minuit… combina castillos, lindy hop y circo en un espectáculo de «acrobacias que hablan».

TEATRE_BARCELONA-il_nest_pas_encore-REVISTA_1

En un escenario desnudo -por primera vez al aire libre y circular- 22 acróbatas exploran la relación entre el individuo y el grupo a partir del lenguaje físico y la acrobacia inspirándose en el lindy hop y los castillos. Concretamente, en el trabajo de los Minyons de Terrassa, con quien estuvieron trabajando para aprender la técnica, que luego han ido evolucionando. El culpable es Tomàs Cardús, ex-integrante de la compañía y Minyó, que acercó al mundo casteller a la compañía durante la creación de Le Grand C. Un espectáculo que precisamente supuso el Premi Ciutat de Barcelona de Circ 2013 a la Compagnie XY «por la excelencia en las técnicas acrobáticas y de equilibrio, la eficaz dramaturgia de la puesta en escena y el trabajo de investigación a partir de la tradición castellera».

Según explicaba Cardús al estreno del espectáculo en Terrassa, la compañía participó en varios ensayos del grupo y quedaron «boquiabiertos» al ver como personas sin una preparación física especial hacían construcciones «enormes».

TEATRE_BARCELONA-il_nest_pas_encore-REVISTA_2

El acróbata Gwendal Beylier ha explicado en la presentación del Grec que han estado dos años trabajando las figuras técnicas y un mes y medio poniéndolo en orden, dándole la forma artística. Para la compañía, la parte técnica es muy importante, pero «el circo es un arte de acción y, en el caso de XY, esta acción se colectiva». Así, también hay una parte de creación colectiva muy importante. Además, la esencia de sus espectáculos es el cuestionamiento constante de los conceptos de trabajo, solidaridad, esfuerzo y, en especial, de la relación del individuo con el grupo, «poniendo en evidencia las fuerzas y debilidades del colectivo». Para Ramon Simó, director del Grec, el lema de la compañía podría ser aquel dicho que dice que «si quieres ir rápido, ve solo, pero si quieres ir lejos, ve acompañado».

A Il n’est pas encore a minuit… este espacio de encuentro, de convergencia entre individuos y generaciones lo han encontrado a través del lindy hop. Esta danza, nacida en Harlem sobre la energía del swing, les sirve como «campo de juego y contrapunto de la acrobacia» para «soltar y afianzar las singularidades de cada uno». El coreógrafo Loïc Touzé ha sido el cómplice necesario para potenciar el ritmo y la visión del espacio.

La Compagnie XY nació en 2005 de la mano de Abdel Senhadji y Mahmoud Louertani, dos profesores del Centro de Artes du Cirque de Lomme de Lille (Francia).

Texto: Mercè Rubià

Escrit per
Mercè Rubià TWITTER

Periodista. Teatrera. Enamorándome de la danza y del circo. Advertencia: Si la mayoría de mis recomendaciones tienen muchos aplausos no es por falta de criterio (que quizá también), si no porque prefiero hablar de las obras que me gustan. Muy lejos de querer hacer (o ser) crítica.

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario