"El zoo de cristal", un clásico que hace querer al teatro

Comunicació

José María Pou dirige el drama » El zoo de cristal» de Tennessee Williams, sobre la fragilidad, los miedos y las frustraciones de cuatro personajes encerrados en una casa.

teatre_barcelona_teatre_goya_el_zoo_de_vidre

El Teatro Goya-Codorníu ha especializado, desde su reapertura de la mano del Grupo Focus, en una cartelera basada en los títulos que triunfan en las plateas de todo el mundo, así como en la recuperación de grandes títulos del teatro contemporáneo. Es por ello que José María Pou ha escogido la primera obra del reconocido autor estadounidense Tennessee Williams para cerrar la temporada del teatro de Plaza Universidad: «Es una de las obras capitales del siglo XX, una pequeña joya, los textos más sinceros y auténticos del teatro.» . Aparte de su importancia histórica en el teatro mundial, el actual éxito en Broadway avala este texto, que hace ocho meses que cuelga el cartel de entradas agotadas y ha sido nominada a un puñado de premios Tony .

«El zoo de cristal» (The Glass Menagerie), escrita en 1944 y estrenada en Broadway un año más tarde, nos muestra la vida de » cuatro personajes muy puros que luchan para sobrevivir rodeados de una cruda realidad que son capaces de convertir en poesía», explicaba Pozo , director del espectáculo.
La historia está ambientada en la Gran Depresión norteamericana de los años treinta y gira alrededor de la familia Wingfield, un matriarcado encabezado por Amanda Wingfield ( Míriam Iscla ), quien después de ser abandonada por su marido se consuela con los recuerdos de su juventud cuando era perseguida por un montón de pretendientes. Su hijo Tom (Dafnis Balduz), un personaje que ha demostrado ser una plasmación de Tennessee Williams, es un poeta que aporta el único sueldo a la familia trabajando en una fábrica de zapatos. Su deseo de huir a vivir aventuras y comerse el mundo se contrapondrá a la actitud de su tímida hermana Laura ( Meritxell Calvo ) , que sufre de cojera y vive rodeada de figuritas de cristal, metáfora de su propia fragilidad, pues no es capaz de afrontar la vida más allá de su casa.

Cuando la madre busque desesperadamente un esposo para su hija, creyendo que ésta será la única opción para que ella salga adelante , se cruzará por el camino en Jim ( Peter Vives ), un atractivo y joven triunfador.

UN ESPECTÁCULO POCO VISTO EN BARCELONA

A pesar de ser una de las obras más representadas por grupos amateurs y cuadros escénicos de ateneos y orfeones barceloneses , «El zoo de cristal» ha tenido poca presencia en las salas profesionales de la ciudad . Mario Gas hizo una versión hace 14 años en La Villarroel , y el Teatreneu se representó con Mingo Ràfols encabezando el reparto , con una traducción firmada por Emili Teixidor que Pou ha recuperado para la puesta en escena en el Teatro Goya .

Parte de la voluntad de programar » El zoo de cristal » tiene su origen en la experiencia del director , que vio la primera versión que se hizo en Barcelona en 1965 en el Teatro Candilejas protagonizada por Madol Iglesias, Ana María Simón , Carlos Villafranca y Roberto Martín . El texto encandiló tanto a Josep Maria Pou que eligió un monólogo de uno de los personajes para hacer las pruebas de acceso a la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid . «El zoo de cristal es buen teatro , del que te enseña a amar el teatro y crear afición» , afirmaba durante la presentación del montaje .

TE SUENAN LAS CARAS

La productora Focus y el director del Teatro Goya- Codorníu no se esconden: quieren que el público identifique actores , directores y escenógrafos con el nombre de la sala. Por ello han contado con la excepcional Miriam Iscla, que ya ha pisado las tablas del Goya con la reposición de Barcelona (Pere Riera ) o Meritxell Calvo, que estrenó Venus in furs con Joel Joan la última temporada. Dafnis Balduz también tiene una relación con el Goya, ya que fue uno de los seleccionados para representar «Los chicos de Historia» , aunque finalmente no participó. El director quería volver a trabajar con el actor porque, aunque no es «el típico galán que a menudo ha encarnado el personaje de Tom», le da una gran profundidad psicológica y «es uno de los actores que pueden asumir la responsabilidad de papeles importantes, para hacer un relevo de nombres a las carteleras». Completa el cartel el guapísimo y televisivo Peter Vives, que a pesar de tener menos experiencia arriba de un escenario, encaja a la perfección con el papel del atractivo (supuestamente) triunfador Jim O’Connor.

Miriam Iscla se mostraba muy ilusionada de poder representar Amanda, un personaje reservado a las grandes damas de la escena y del cine. Joanne Woodward, Julie Harris, Jessica Lange, Norma Aleandro o la catalana Margarita Xirgu, que le dio vida en Buenos Aires, son algunas de las caras que hemos podido ver haciendo de señora Wingfield durante el último siglo. «Es una mujer de excesos, excesivamente vitalista y dramática, una bipolar vital y emocional» .
Están seguros de que el fantasma de la Xirgu aportará su granito de arena para que Miriam Iscla Enciso al público pues, según la teoría de José María Pou, su alma vaga por el teatro: «El fantasma de la Xirgu está en Goya. Por mucho que digan que está en el Romea, aquí fue donde ensayó y estrenó más espectáculos, así que lo tenemos aquí «, bromeaba .

Encuentra más información del espectáculo , compra entradas y consulta todas las funciones en la ficha de El zoo de cristal:

Artículos relacionados

Los lunes también hay teatro

«Los lunes no existen para el teatro»… se ha dicho tradicionalmente del día que el sector teatral se ha tomado para descansar. Sin embargo, hoy en día esta afirmación va […]

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!