El Sismògraf Olot presenta una nueva edición que replantea presente y futuro

Redacció

El Sismógraf, el festival que convierte durante cuatro días la ciudad de Olot en el epicentro de la danza de Cataluña, llega a su doceava edición del 23 al 26 de abril de 2020. Una cuarentena de espectáculos formarán la parrilla de un festival que empezará el día de Sant Jordi con tres piezas –Balla’m un llibre– que unirán la danza con la literatura de Brossa, Don Quijote y Lolita.

En esta edición el festival apuesta por la responsabilidad social y centra su gestión y programación en temas que preocupan a la sociedad actual: la nueva democracia ecológica y el compromiso social, económico y estético. En esta línea, y en su sexto año como mercado estratégico de la danza en Cataluña, el Sismògraf propone, por ejemplo, una jornada dedicada a los profesionales del sector que buscará repensar las artes escénicas desde una perspectiva responsable y sostenible.

El entorno paisajístico privilegiado de Olot y su singularidad inspiradora serán un año más el escenario de muchas de las propuestas que se harán al aire libre y serán totalmente gratuitas. Un binomio, el de danza y paisaje, que convierte el Sismògraf como plan ideal de fin de semana para todo tipo de públicos. El festival Sismògraf está organizado por la Generalitat de Cataluña y por el Ayuntamiento de Olot y recibe el apoyo de la Diputación de Girona.

Hacia un festival más sostenible y comprometido

El Sismògraf trabaja actualmente para lograr la máxima responsabilidad ecológica, social, económica y estética. Tanto desde su gestión como festival, como desde la vertiente artística programando propuestas que sacan a la luz temas que se encuentran en la agenda pública. Artistas que, como reflejo de la sociedad y comprometidos con el momento actual, exploran cómo gestionar algunas cuestiones que preocupan y angustian a los ciudadanos. ¿Cómo podemos vivir y compartir el planeta los diferentes seres vivos?

En esta línea, del 23 al 26 de abril se podrán ver espectáculos como el de la compañía sueca Recoil que con Mass-bloom explorations presentará una instalación performativa donde los protagonistas serán unos gusanos que devoran plástico. O Ívida Cynara que trabajará con material 100% vegetal en su espectáculo Ívides.

Por su parte, la compañía inglesa Stopgap presentará Frock, una pieza de danza inclusiva interpretada por personas con diversidad funcional. Y la compañía belga Reckless Sleepers presentará A string section: cinco mujeres, sillas, sierras y mucha visceralidad.

Y, sin olvidar la conexión con el entorno natural, se vuelve a repetir el Itinerario en bici que tanto éxito tuvo la edición pasada con las propuestas este año de Lali Ayguadé (Underneath), Proyecto Larrua (Idi Begi), Arnau Pérez (Young blood) y Ivona (Manbusha). Y el Itinerari en el Parc Nou el domingo, último día de festival, con las propuestas de calle de Antes Collado (¿A quién le importan las heridas cuando se está bailando? 1,2,3), Osa+Mujika (Expectations will not kill you), Daniel Doña Compañía de Danza (Campo cerrado), Cia Sebastián García Ferro (Upper) y Promenade d’artiste (Street Pantone).

Y en el camino para ser más sostenible, el festival Sismògraf ha programado una pequeña acción simbólica: convertirá la huella de carbono de todos los artistas y profesionales desplazados en Olot en semillas que se plantarán.

Estrenos y talento de proximidad

La Cía Mar Gómez estrenará en el Sismògraf la pieza Sempreviva, un espectáculo que contará con la música en directo de Marcelo Mercadante y la escenografía de LaClosca y que nos mostrará una historia de supervivencia y liberación. El estreno internacional de esta edición será el de la portuguesa Claudia Dias que presentará Thursday, una pieza marxista y feminista creada con la complicidad de la creadora Idoia Zabaleta.

Entre el resto de estrenos, Les Impuxibles preestrenaran X-U, una pieza que nos descubrirá la sexualidad como dispositivo de poder y que, como ya pasó en su último espectáculo, incluirá la lengua de signos como lenguaje escénico; Cía eSseLa presentará QuoVadis!, una auténtica fiesta de los 80’s creada y guiada por Guille Vidal Ribas i Nàdia Pesarrodona.

Por otro lado, Àngel Duran estrenará la versión de calle de The beauty of it, una pieza sobre la fragilidad del hombre. Y Lorena Nogal presentará el solo Ello, que nace a partir de uno de los conceptos de identidad de Freud. Además, Juan Carlos Lérida presentará el proceso de creación Las horas del sacrificio que convertirá la Plaza de toros de Olot en un gimnasio nada convencional. Se trata de un trabajo que forma parte de La liturgia de las horas, la obra de investigación iniciada en 2018 y que se formalizará en un futuro en una pieza itinerante de 12 horas. Antes Collado estrenará en Olot Crisálida, una perfomance en una especie de terrari que se instalará en el patio del Hospicio. Finalmente, la Cia Moveo presentará un work in progress de Echoes en la Plaza Mayor.

El Sismògraf, como epicentro de la danza en Cataluña, también hace posible que se puedan volver a ver piezas aplaudidas por el público y la crítica. Así, se ha programado Trama de Roser López Espinosa, Rise de la Compañía Wonderground y Immortels-Le nid de la compañía francesa Adhok.

Y como cada año, la pieza de calle Cinc minuts de dansa, con alumnos del Institut del Teatre dirigidos este año por Roberto Olivan.

Archivado en
Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario