Todo lo que necesitas para ir al teatro

Nora: Un arma de doble filo

Nora
1/01/2017

Todo en el proyecto, para bien y para mal, tiene unas connotaciones del mundo sensacionalista y vertiginoso en el que vivimos. El escenario se vuelve así un espacio en constante cambio. Un desfile de personajes, actores, cámaras, músicas y proyecciones en directo, todo junto y revuelto, convirtiendo el texto en  un revoltijo sobre-estimulado.

Tanta experimentación se convierte en un arma de doble filo: Si por un lado crea un rejuvenecimiento del clásico, por el otro difumina el texto y el mensaje, desviando la atención hacia la forma en detrimento del contenido. El caos puede ser bueno, siempre que se use en su justa medida y no convierta la efectividad en efectismo.

Lee la crítica completa aquí.

← Volver a Nora