My baby is a queen
19/12/2017
Detrás del espejo

No somos de llegar tarde, pero cuando vas con niños todo se vuelve imprevisible y lo que era una tarde tranquila se convirtió en una tarde de prisas después de que mi hija de dos años se pillara la mano con una puerta.

Dicho esto, la primera impresión cuando entramos cuando ya pasaban 5 minutos del espectáculo fue espectacular. Después de habernos descalzado, tras la cortina negra se abrió un mundo de luces y música en directo que te transportaba a un ambiente onírico y misterioso. El escenario era un rectángulo en el suelo donde, a los pies de los bailarines y los músicos se proyectaban figuras geométricas cambiantes. Alrededor de este rectángulo estaba el público, los más pequeños en el suelo y los mayores sentados en cajas de cartón. La música y la danza se complementaban de manera que no se podía concebir la una sin la otra e incluso los silencios encontraban su lugar en el movimiento. Los músicos, una guitarra, un violín y un saxo formaban un conjunto y a la vez elementos dinámicos que se complementaban tanto entre ellos como con los bailarines o los espectadores.

En una esquina, un rincón de espejos, de ventanas al mundo o en las propias miradas. Espejos que a la vez se abrían para sacar elementos que se añadían a la escena.

Lo primero que llamaba la atención era una mano de maniquí con la que bailaba uno de los bailarines y que, poco después, se convertía en el juguete de todos.

Una corona plateada tenía la potestad de detener el movimiento de todo lo que había en el escenario, salvo la persona que la llevaba puesta.

Más tarde, una caja grande de música se abría para sacar papeles y más papeles, el aire que salía ofrecía a la escena una ligereza y una magia para los más pequeños y mayores. Y finalmente, coronas de cartón plateadas, como las del roscón de Reyes, junto con huevos de música que los bailarines dejaban al alcance de los más pequeños. Esto fue el preludio de un intercambio musical, un grito a la participación espontánea primero y guiada después. Marcada por ruido suave de los huevos y seguida por los ritmos que marcaba uno de los bailarines y que los otros bailarines y espectadores seguían con las cajas de cartón donde estaban sentados. Una gran comunión entre todos que marcaba el final de la pieza.

Es un espectáculo muy recomendable, no sólo para pequeños, sino también para mayores. Los pequeños pueden admirar las luces, los movimientos, la música. Sorprenderse con el bicromatismo de colores y las melodías disonantes y estridentes en ciertos momentos. Todo lo contrario de lo que están acostumbrados nuestros reyes y reinas de casa, en la que siempre hay mil colores y melodías dulces.

La pieza está llena de pequeños detalles y momentos que te gustaría volver a ver. La duración es correcta y no se hace pesada para los niños, al contrario, está llena de estímulos que los hacen moverse fuera y dentro del mismo rectángulo del escenario.

Es muy atractiva visualmente, hay interacción con el público y también elementos que los niños se pueden poner y tocar. Una mezcla que hace de My baby is a queen una opción muy adecuada para la edad a la que va dirigida así como para sus acompañantes.

Todo lo que necesitas para ir al teatro

My baby is a queen

My baby is a queen

Un espectacle especialment creat per a nadons, en relació al tema de la diferència i la mirada davant d’aquesta. Una proposta interactiva on el públic més petit serà el protagonista.

Figuras que bailan. Acciones reflejadas en el espejo. Músicos etéreos e invisibles que observan y acompañan. Espejos en movimiento captan la mirada de quien observa. ¿Qué mira, cómo mira, por qué mira? Las familias, los intérpretes, los bebés. ¿Cómo miran? ¿A dónde miran? ¿Por qué miran? Los orígenes, la discapacidad, el género, los pensamientos. Un recorrido por la diferencia y por aquellos que la miran y cómo lo hacen.

De los creadores de Bitels per a nadons (Concert tribut a The Beatles), 30 elefants sota un paraigua, Núvols amb nadons y La lluna en un pot. Una apuesta de alto voltaje donde el público es protagonista. Radicalmente interactiva, con un intenso contenido y con cuatro bailarines y tres músicos en escena.

La Petita Malumaluga es una compañía integrada por bailarines y músicos especializada en propuestas de artes escénicas para bebés, la primera infancia y sus familias. Apuestan por proyectos creativos respetuosos, lenguajes provocativamente no infantilizados y propuestas artísticamente contemporáneas.

Una coproducción del Grec 2017 Festival de Barcelona y la Companyia La Petita Malumaluga.

Valoración colaboradores

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración
Artículos relacionados
'My baby is a queen': el teatre per a nadons més contemporani arriba al TNC

'My baby is a queen': el teatre per a nadons més contemporani arriba al TNC

29 Novembre 2017

La Petita Malumaluga estrena un nou espectacle que aborda qüestions com la diferència, l’origen, el gènere i la sexualitat o la discapacitat. Es podrà veure del 2 al 10 de desembre al Teatre Nacional de Catalunya.

'My baby is a queen': el teatre per a nadons més contemporani

'My baby is a queen': el teatre per a nadons més contemporani

6 Juliol 2017

La Petita Malumaluga estrena un nou espectacle que aborda qüestions com la diferència, l’origen, el gènere i la sexualitat o la discapacitat. Es podrà veure el 15 i 16 de juliol al Mercat de les Flors dintre del Festival Grec.

Especial Festival Grec 2017, descarrega't la revista de TB

Especial Festival Grec 2017, descarrega't la revista de TB

21 Juny 2017

Ja hi tornem a ser… Publiquem la segona revista en paper de TeatreBarcelona! Enguany el Festival Grec es renova, començant per un relleu a la direcció. Francesc Casadesús pren les […]

Hay que ser usuario de Teatre Barcelona
¡Únete, es gratuito! Ya somos más de 80.000

¿Ya estás registrado?

He olvidado la contraseña

Crear usuario

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.