Los niños oscuros de Morelia → Teatre Tantarantana

9/01/2019

Los oscuros juegos de la memoria

Un hecho real. Un barco cargado con más de 450 niños, hijos de republicanos, humildes unos, señoritos los otros, camino de un internado en México. Huyen de la Guerra Civil, del otro bando, de las 3 Españas (gran y olvidado concepto, el de los atrapados en medio de radicalismos), en algunos casos parece que incluso forzados ante reticencias de sus padres. El exilio siempre es una tragedia. Ni espera la tierra prometida ni la vuelta será fácil. El viaje en sí mismo suele ser dramático. Ese barco se dirige a un futuro que ya vislumbran será tenebroso.

En un camarote cerrado por dentro, con una bañera como único elemento a disposición de su imaginación, dos niños comparten juegos siniestros y es que los niños tienen la virtud de exorcizar lo malo –abusos, ejecuciones, traiciones, la guerra…- jugando. Los juegos se suceden y así vamos conociendo sobre todo a uno de ellos y sus circunstancias. Quieren jugar, se obligan a ello, se pelean, se atraen, se cuentan secretos ya repetidos… Y siempre presente, una maleta cerrada que encierra el futuro. El futuro en un internado donde no los recibirán con los brazos abiertos sino al revés: no dejan de ser refugiados que huyen para llegar a donde no los han llamado. Y esa segunda parte, la de la vida en el orfanato, apunta también a tan apasionante, oscura y trágica como lo fue el viaje. De hecho, sales con ganas de saber más de ese epílogo.

Hay un juego oscuro de seducción y repulsión. De olvido y memoria. De pasar página pero no olvidar. O de olvidar para recordar, en este texto de Albert Tola (Sarab) que supone el debut en la dirección de la intérprete Elena Fortuny (Un disgust danès, Històries d’Istanbul). Impecables sonido, iluminación, movimientos e interpretaciones de Rodrigo García Olza y Lluís Marquès (se alterna con Marc Pujol).

En resumen: propuesta íntima, poética, oscura, cierta y con toques de humor para aliviar la tensión que va creciendo y creciendo, como la oscuridad que envuelve a estos niños. Lo cierto es que no es otra historia más de la Guerra civil, un episodio histórico sin más –entiéndaseme bien- sino sobre la memoria y cerrar puertas sabiendo qué queda atrás.


Todo lo que necesitas para ir al teatro

A partir de 14,00€

Comprar Entradas

Los niños oscuros de Morelia

Los niños oscuros de Morelia
Últimas funciones

Los niños oscuros de Morelia es una pieza de la compañía Nigredo que se puede ver en el Tantarantana a partir del 2 de enero. Dos adolescentes se evaden con juegos fantasiosos y mortales en un barco lleno de niños exiliados de la Guerra Civil Española que navega hacia la ciudad de Morelia, México.

Sinopsis

Durante la Guerra Civil Española, en un barco lleno de niños exiliados que navega hacia la ciudad de Morelia, México, dos adolescentes celebran juegos mortales para intentar evadirse del contexto a través del fantasioso y macabro mundo que han creado entre los dos.

En los juegos, surge la terrible cotidianidad de la vida de los 454 niños del barco, así como, a través de un oscuro mecanismo, la premonición de lo que les espera: malos tratos, las cartas de los padres arrepentidos, las historias de las víctimas del director del internado, un hispanófilo que odiaba la República.

Durante estos juegos, poco a poco, las verdaderas necesidades e intenciones de los dos chicos reclaman su espacio.

Próximas actuaciones Ver todas las funciones (Calendario)

Vídeo

Fotos

Los niños oscuros de MoreliaLos niños oscuros de MoreliaLos niños oscuros de Morelia

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

Sé el primero en dejar tu valoración.

Artículos relacionados