Les roses de la vida

14/09/2018

A quien no le gustan las comedias

No sabía qué iba a ver. Me gustan las sorpresas. En este caso tenía una pista que me hizo pensar que no perdería la tarde: Sergi Belbel como dramaturgo y director. He de confesar que no acostumbro a ver comedias. Cuando todo el teatro estalla en una risa única, insoportable, en momentos que a mí me parecen enredos sin sentido, pienso que no tengo sentido del humor o mi humor es muy distinto al resto de los mortales.
En este caso, el ritmo trepidante, el diálogo brillante, la abundante información sobre otras obras de teatro, cine, autores y libros obligan al espectador a estar muy atento durante toda la hora que dura el espectáculo.
Belbel utiliza la idea de un trastorno delirante del tipo erotomaníaco que acostumbra a referirse a un amor romántico idealizado y a una unión espiritual más que a una atracción sexual. Las personas que presentan este tipo de delirio, especialmente hombres, pueden verse envueltos en problemas legales por intentos de conseguir el objeto de su idea delirante. En este caso, es el espectador el que se ve envuelto en una trama ridícula que tiene tanto de locura como de ritmo.
El giro del psiquiatra enloquecido (Roc Esquius) por la abrumadora locuacidad del paciente (Enric Cambray) y la aparición de sus propias inseguridades y frustraciones no es un tema original pero la propuesta teatral es tan dinámica que soporta muy ben la escena. Los dos actores aportan mucha credibilidad al momento. La aparición del objeto de la idea delirante es el momento álgido de la historia con una Gemma Martínez espléndida y muy bien contrapuntada por Núria Sanmartí.
El guion es fabulosamente coherente a pesar de la absurdidad de la trama. El diálogo es rápido, divertido y seductoramente directo. Es magnífico el cálculo de la duración de las escenas.
El argumento no aporta demasiado pero he de decir que me he reído más que nunca y he salido, por fin, contenta de una comedia.


Todo lo que necesitas para ir al teatro

Les roses de la vida

Les roses de la vida

No te pierdas la nueva comedia alocada escrita por Sergi Belbel. Una historia surrealista protagonizada por cuatro intérpretes y un perro que verán como sus vidas acabarán haciendo un giro inesperado.

Sinopsis

Un joven emprendedor con un problema grave, un terapeuta desolado por la muerte de su perro, una temible presidenta de un país extranjero carente de amor y su extraña e intrépida secretaria son las cuatro piezas de esta gamberrada que tan sólo pretende celebrar la vida, hacer un canto a la libertad sexual, al amor, a los placeres y comunicar a los espectadores el gozo de vivir, y que ha sido escrita especialmente para cuatro jóvenes y espléndidos intérpretes: Enric Cambray, Roc Esquius, Gemma Martínez y Núria Sanmartí.

Fotos

Les roses de la vidaLes roses de la vida

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

  • 12345

    Victòria Oliveros Layola

    Comèdia esbojarrada i un xic friki que ens explica una història surrealista i protagonitzada per quatre esplèndids intèrprets i un gos de peluix que veuran com les seves vides fan un tomb inesperat. Una bretolada per riure i passar-ho bé. Flipant!! https://gaudintdelteatre.wordpress.com/2018/09/08/les-roses-de-la-vida/

    28/09/2018

  • 12345

    JOSEP OLIVA SASÉ

    Ahir al Barts vaig passar una molt bona estona amb aquesta comèdia absurda escrita i dirigida per Sergi Belbel. Un text que s’aparta totalment del que Belbel fins ara havia fet. Quatre personatges, un emprenedor d’una empresa de càtering creatiu que està enamorat, un terapeuta dolgut per la mort del seu gos, la presidenta d’un país europeu i la seva secretària malcarada. Uns diàlegs gamberros i surrealistes però carregats d’enginy que creen moments molt però molt divertits arrodonits per un esbojarrat final. Molt bon treball dels quatre actors, Enric Cambray, Gemma Martínez, Núria Sanmartí i Roc Esquius tot i que potser per les característiques del personatge que encarna, Cambray ho broda. Una escenografia molt minimalista amb dues butaques i poc més però suficient. Ahir va ser l’última representació però espero la reposin, ja que és ideal per passar una bona estona oblidant-te de tot. Ahh i gelat inclòs.

    17/09/2018