L’alegria

29/10/2017

Bienintencionada pero demasiado previsible

No se puede negar que L’alegría es una obra cargada de buenas intenciones y con un mensaje que nunca está de más repetir las veces que haga falta. Podríamos asegurar, incluso, que tiene características que lo entroncan directamente con algún tipo de teatro social. El texto, sin embargo, acaba endulzándose más de lo necesario y recurre a tópicos que quizás había que haber evitado. Y es que las situaciones se van volviendo previsibles, los personajes actúan casi como estereotipos y el nudo de la historia tropieza con una serie de situaciones (reuniones de escalera, llamadas a la administración, etc.) que estancan la acción y nos remiten a clichés ya vistos.

Ahora bien, los personajes tienen algo de entrañables que nos atrapa. Supongo que la actuación de la siempre eficiente Lluïsa Castell y la del joven Alejandro Bordanove, con un meticuloso trabajo gestual, tienen mucho que ver. La relación entre madre e hijo es absolutamente creíble desde el primer minuto, justo cuando se produce la escena más dura y más realista de la obra. Los trabajos de Montse Guallar y de Andrés Herrera también están en consonancia, a pesar de que a veces sus personajes tengan aristas y contradicciones más difíciles de justificar sólo con el trabajo actoral.


Todo lo que necesitas para ir al teatro

L’alegria

L’alegria

Marilia Samper presenta con L’alegria una reflexión sobre la precariedad y la pobreza que nos rodea y que se encuentra mucho más cerca de lo que creemos. Una realidad cruda que la autora refleja sin lágrimas, sin sentimentalismo, centrándose en la capacidad de lucha del ser humano. Con alegría.

Sinopsis

Extrarradio de una ciudad. Barrio obrero de viviendas baratas de protección oficial. Una zona pobre, degradada y olvidada por donde no quisiéramos pasar. Julia vive de alquiler con su hijo Eli, que tiene parálisis cerebral. Eli tiene 20 años y no habla, no puede caminar y ve pasar los días, uno tras otro, en su silla de ruedas. Pero Eli puede sonreír, y también sabe acariciar. Julia lo cría con ternura y atención, sin lamentos, con alegría. Una mujer sin estudios ni recursos, que trabaja hasta deslomarse para poder vivir en condiciones mínimas, que no son las adecuadas para alguien como Eli.

El chico ha crecido, y Julia tiene una hernia que no le permite cargarlo en brazos, como hacía siempre, para poder bajar con él los nueve peldaños de la entrada y llevarlo a la calle. Así que ya no sale de casa. Julia está empeñada en resolver esta situación haciendo construir una rampa por la que poder bajar la silla de ruedas de su hijo.

Pero una simple rampa puede resultar una empresa imposible cuando todas las condiciones son desfavorables y si su consecución depende de la voluntad y de la bondad de los demás.

Vídeo

Fotos

L’alegriaL’alegriaL’alegriaL’alegriaL’alegria

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

  • Victòria Oliveros Layola
    Victòria Oliveros Layola
    12345

    un espectacle que ens interpel·la i ens emociona a força de veritats amagades en les pauses i en direccions d’actors acuradíssimes que ens deixen l’ànima contracturada. Una proposta que ha superat amb escreix les meves expectatives. Doneu-vos una alegria i aneu a veure-la. https://gaudintdelteatre.wordpress.com/2017/11/10/lalegria/

    27/12/2018
  • JOSE GABRIEL DEL VIEJO
    JOSE GABRIEL DEL VIEJO
    12345

    Como hacer una obra de denuncia social sin caer en la lágrima fácil.
    Alegria de Marilia Samper emociona, consigue que empaticemos con los personajes que vivíamos sus desgracias como nuestras y consigue que nos convirtamos en esa madre que lucha con unas y dientes por conseguir que su hijo con parálisis cerebral tenga una vida un poquito mejor. Una vida más digna!
    Bravo por Lluïsa Castell y Alejandro Bordanove porque porque sencillamente están magníficos.
    Y Bravo por la iluminación de la obra. Me ha encantado!!

    09/11/2017
  • Mari Carmen
    12345

    Muy recomendable. Aunque el tema es triste, pero su enfoque no. Con frases que te hace reflexionar

    15/10/2017
  • Maria Carmen Alcázar Chacón
    Maria Carmen Alcázar Chacón
    12345

    La Marilia Samper ha escrit un text rodó, els actors estàn fantástics, tots, però cal remarcar l’Alejandro Bordanove, i l’escenografia, la llum, el so, tot fa que ens sentim partíceps de la història i les emocions que mostra l’Alegria. S’ha de veure!

    13/10/2017

Artículos relacionados