Todo lo que necesitas para ir al teatro

Bomber(s): No es no, y ya no sabemos como decirlo

Bomber(s)
9/05/2019

 

Salí fascinada, con lo que vi, y sobre todo con lo que sentí con este magistral texto de Jean Benoît Patricot merecedor de los mejores premios.

El teatro de sala pequeña siempre promete, permite crear una magia y conexión especial con el público, pero, si además trata un tema que, por suerte, ya acostumbramos a ver a menudo representado, tan necesario de visibilizar, hace que la emoción y los sentimientos lleguen a flor de piel.

Cuando un texto es tan potente, no necesita más que el talento de dos actores y un banquillo de madera para remover de la manera en que lo hace esta cruda historia de abuso. Una obra que recorre un doloroso y punzante camino moral para el espectador con las declaraciones tan duras de una chica mentalmente limitada brillantemente interpretada por Mariantònia Salas.

Salas, con su delicada y dolida mirada consigue removerte una desagradable sensación de impotencia al ver como, lo que nos está explicando, seguro que no es ficción y ocurre más de lo que desgraciadamente vemos en la televisión. Una muestra más de cómo se ve la realidad a través del teatro.

También destacar la buena interpretación ante un papel tan difícil de defender que hace el mallorquín Salvador Miralles. Una buena y cuidadosa dirección actoral que permite saborear la delicadeza de la escenografía tan bien escogida que permite el lucimiento de los actores.

Bomber(s) es una pequeña gran joya necesaria dentro del mundo del teatro, capaz de remover un sentimiento tan delicado y tan poco utilizado cómo es el odio.

Una gran muestra de que No es No, y lo que no se Sí, también es No.

Ojalá la podamos ver mucho tiempo.

Necesaria.

← Volver a Bomber(s)