Todo lo que necesitas para ir al teatro

Rodrigo García: 4

Rodrigo García: 4

Rodrigo García (Buenos Aires, 1964) es un dramaturgo, director y escenógrafo de la Argentina con gran reconocimiento internacional. 2014 es el director del centro nacional Drama de Montpellier en Francia. Sus obras han sido estrenadas en los mejores teatros europeos y en Cataluña, hemos podido ver en el Teatre Lliure y el Festival GREC.

Fundador del Premio de La Carnicería Teatro Teatro Europa y 11 en 2009 por la UNESCO, la experiencia de García en busca de un lenguaje personal e intentar constantemente superar las formas de teatro tradicional.
Su enfoque se basa en cambiar el texto a favor de una escena poética con actores, fotos, materiales ligeros y música. Su escritura, tanto como escenario literario, observa el mundo con agudeza y reveló las fracturas, los lugares comunes y la belleza para transformar nuestra realidad.

Desde la década de 2000, hace una denuncia explícita de las sociedades occidentales. Algunas de sus obras más reconocidas son: After sun (2000), Compré una pala en Ikea para cavar mi tumba (2002), La historia de Ronald el payaso de McDonalds (2002), Jardinería humana (2003), Agamemnon – à mon retour du supermarché, j’ai flanqué une raclée à mon fils (2004), Arrojad mis cenizas sobre Mickey, (2006) Muerte y reencarnación en un cowboy (2009) o Daisy (2013).

Rodrigo García explica que para cada artista, el proceso creativo tiene sus propias reglas; algunos heredan, otros inventaron. En su caso, sin embargo, las reglas son así clara que describirlas parecen anecdóticas y hacerlo con poco o ningún interés por parte del lector. ¿Cómo describir algo tan natural como respirar?

Tenemos que reconocer que es una obra de arte y una sustancial subyacente, lo que es valioso suele ser semi ocultado. Sus piezas son ideales para aquellos que buscan un tema: la investigación del tema pertenece al espectador, que debe descifrar, como un hobby, qué parece o evocador.

La historia es otra cosa: ponen toda su energía en la historia. Wim Wenders dijo que la simple unión de dos imágenes es suficiente para hacer una historia frente a nuestros ojos.

En 4, la historia es una acumulación de campanas, cabeza de coyotes, de movimiento con la ropa llena de jabón, de fonógrafo tocando la Cuarta Sinfonía de Beethoven, de gallos, niñas de 9 años, un poco de literatura, de gusanos atrapado por las plantas carnívoras, de Samurai, tenis partidos contra una pintura de Courbet, dibujos animados, reflexiones sobre el perrito, de las luces de los estadios de fútbol y zánganos que han estado en la ciudad en la forma de sueños música de campanas.

Fotos
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
  • Ahir vaig estar a Terrassa veient aquest espectacle de l’argentí Rodrigo García amb què s’inaugurava el Festival TNT d’enguany. Que les seves obres són l’antítesi del teatre convencional és sabut, que la seva forma de fer teatre es basa en la provocació, l’absurd i situacions surrealistes, també. García diu, «Nunca dirijo a los actores, son ellos los que llevan las cosas al límite» .Doncs en aquesta obra crec que han traspassat el límit, tres pobles. Ell, diu tambè que és l’espectador qui ha de treure les seves conclusions i reflexions al que està veient. Doncs jo en aquest cas no n´he tret cap, llevat d’un llenguatge vulgar i groller, unes gallines que crec no haurien d’aparèixer en escena, masturbacions i converses del pitjor gust, cucs carnívors, unes nenes caracteritzades de Lolitas, …… … etc. En definitiva, no m´ha transmès absolutament res. Vaig sortir totalment cabrejat i decebut i no ho vaig fer abans d’acabar per no molestar perquè ganes no em van faltar.

    30/09/2016
  • Una obra excel·lent, gran crítica social amb molt bon gust i claredat.

    30/09/2016