Todo lo que necesitas para ir al teatro

Pacamambo

Pacamambo

En Pacamambo una niña, Julie, ha sido encontrada después de una desaparición de tres semanas. El psiquiatra la interroga para comprender por qué ella y su perro se habían encerrado en el sótano con el cadáver de la abuela de la niña.

Por qué Julie no quiere decir nada? Después de días y días de negarse a hablar, finalmente Julie se decide a explicar su experiencia. A través de las conversaciones con el psiquiatra, podemos asistir a la aventura que Julie ha vivido después de la muerte de su abuela y a los diferentes pasos que ha seguido para aceptar esta pérdida. Una pasos difícilmente aceptables desde una visión racional y, como dice Julie, normal de las cosas.

Es gracias a la mirada de la abuela, inculcada a Julie a través de su amor, que podremos entender el universo de la niña. El legado de la abuela al morir es el sueño de Pacamambo. Pacamambo es, en el fondo, la vida. Y esta obra de teatro es, nada más y nada menos, un canto a la vida. Pacamambo es el país donde se reconoce la gente como gente. En nuestro mundo, los hombres son los únicos que se preguntan si los otros hombres son hombres. El gato sabe que es gato. El perro sabe que es perro. Pero el hombre, a menudo, no sabe si el otro hombre es hombre. Duda. No está seguro. Y entonces, como que no está seguro, tiene miedo. Entonces saca el cuchillo y lo clava al cuerpo del otro. Un golpe el cuerpo del otro está en tierra y ya no se mueve, se toma el tiempo de verificar si el otro hombre es hombre.

Vídeo
Fotos
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
  • JOSE GABRIEL DEL VIEJO
    JOSE GABRIEL DEL VIEJO

    Pacamamba es una espécie de cuento lúgubre en el que asistimos a la aceptación de la muerte por parte de una niña que ha perdido a su abuela.
    Durante 3 semanas la niña junto a su perro estará encerrada en un sótano con el cadáver de su abuela y aceptará la muerte a través de un cuento, a través de sensaciones, a través de Pacamambo.
    Una obra que resulta fresca tanto por su lectura como por su manera de contarnos el periplo de la niña: como si fuera un cuento de fantasia.
    Los actores han estado geniales y con una simple escenografia han conseguido meternos a toda la platea en situación.
    Lo único que me ha chirriado es que el personaje de la niña no parecía una niña. Me ha resultado demasiado adulta y cada vez que recitaba su texto me alejaba más y más de la imagen de niña.

    02/01/2014