Todo lo que necesitas para ir al teatro

L'effet de Serge

En su piso, un personaje llamado Serge ofrece cada domingo a sus amigos actuaciones de uno a tres minutos. En estos shows, Serge crea sorpresas a través de absurdos de la vida cotidiana. Con pequeños juguetes con control remoto, bengalas azules, rayos láser y luces intermitentes Serge crea una colección de trastos, un mundo de cuento con piezas pequeñas que son, temporalmente, llevadas a la vida.

L’Effet de Serge retrata con ironía diversos aspectos de la vacuidad de la vida contemporánea y la repetitividad de los días sin sustancia.

En escena, un surtido de objetos de uso cotidiano (un aparato de televisión, una mesa de ping-pong, libros, bolsas de patatas fritas, botellas, objetos de adorno) llenan el escenario. El realismo crudo de los objetos contrasta con el aspecto de la improbable “apartamento”: un rectángulo de hormigón interminable cubierto con alfombras malva de pared a pared y una ventana de cristal con vistas a un jardín pequeño y exuberante que parece flotar como en un estado de ingravidez. Esta vacilación entre diferentes grados de realidad, evidente en todos los aspectos de la pieza, somete al espectador a un extraño desequilibrio, un desequilibrio incómodo pero estimulante, entre la realidad y la ficción.

Como siempre, Quesne nos presenta un teatro crítico y estimulante que gira tanto en torno a los códigos estéticos del teatro como de temas de actualidad. Él y sus asociados se deleitan yendo a contracorriente de las convenciones teatrales. En este caso trabajan por sustracción y retirada. La banalidad de los objetos y la escasez de material no están pensadas para mejorar la actuación sino para reducirla a un grado infinitesimal.

Las creaciones de Vivarium Studio disfrutan de un éxito inmediato. Su teatro laboratorio ha atraído público entusiasta en Francia, Alemania, Finlandia, Estados Unidos y Brasil. Con Quesne como director artístico, el grupo crea obras híbridas, artefactos teatrales que diluyen los límites entre el teatro y la performance. En estos ambientes diversos, los miembros de la compañía componen una especie de cuadro vivo donde la banalidad de la realidad revela su extrañeza inquietante.

A lo largo de sus trabajos la compañía ha esbozado consistentemente delicados retratos de la bestia humana. Nunca heroicos, los seres humanos viven sus vidas de una manera discreta y en la sencilla alegría de estar juntos. Sus obras son un homenaje a ellos y su creatividad.

Philippe Quesne recibe el apoyo del Instituto Francés para sus proyectos en el extranjero.

Una producción de Vivarium Studio en coproducción con Ménagerie de Verre – Paris.
Con el apoyo del Foro Scène Conventionnée de Blanc-Mesnil, festival actorales Montevideo – Marseille.

Valoración colaboradores

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración