La rosa tatuada

La rosa tatuada

En la comunidad siciliana de una pequeña localidad estadounidense no muy lejos de Nueva Orleans, Serafina delle Rose espera a su marido, transportista. Muy pronto sabremos, sin embargo, que el hombre ya no volverá. Esta muerte violenta marca el inicio de La rosa tatuada. A partir de entonces, Serafina se recluirá en su casa, con la intención de guardar un duelo riguroso por un amor que cree puro e irrepetible. A pesar de todo, las sombras del engaño y la mentira se irán haciendo cada vez más grandes y, finalmente, los intentos de aislarse del mundo, cerrando la casa a cal y canto, toparán con un renacimiento inesperado de su propio deseo, que conducirá a Serafina a un violento choque entre las rigideces de su entorno y su nueva y exuberante sensualidad.

Con La rosa tatuada, Tennessee Williams se adentra de lleno en las contradicciones de una época que aún persisten en algunas heridas de nuestra sociedad, y retrata lo que él mismo consideraría «el elemento dionisiaco de la vida humana, su misterio, su belleza, su trascendencia».

Valoración colaboradores

Valoración espectadores
  • JOSE GABRIEL DEL VIEJO
    JOSE GABRIEL DEL VIEJO

    Solo puedo decir que la obra me ha gustado mucho a pesar de esos momentos en los que se hace un poco pesada y a pesar de que me pareció que estaba muy mal aprovechado el escenario gigante de la sala gran del TNC.
    Esta misma obra la podrían haber realizado sin problemas en otro teatro más pequeño y creo que hubiera ganado en cercanía con el espectador.
    La razón por la que me ha gustado tanto la obra ha sido Clara Segura. Solo por ella vale la pena pasar la tarde en el teatro. Está estupenda en su papel de viuda siciliana que se engaña a si misma para seguir idealizando a su marido.
    Desde luego es una pedazo de actriz!!

    19/12/2013