Todo lo que necesitas para ir al teatro

Baró d’evel: Là

Baró d’evel: Là

Ya sucedía en Bèsties, que se pudo ver por última vez en el Mercat de les Flors hace unos meses y que, con un caballo y algunas aves en la pista, fue la última creación de la compañía antes de este conjunto de dos piezas. Ahora, la compañía francocatalana integrada por Camille Decourtye y Blaï Mateu Trias (hijo, por cierto, del conocido payaso Tortell Poltrona) lleva a los escenarios barceloneses , primera entrega del díptico escénico Là, sur la falaise, que si se cumplen las previsiones se podrá ver en 2019. Ambas piezas, concebidas como vasos comunicantes, parten de un mismo impulso de explorar las oposiciones (entre el negro y el blanco, entre el equilibrio y el desequilibrio…) y también las muchas caras del trabajo con animales. Lo veréis en , una pieza para dos humanos, un micro, un cuervo llamado Gus y dos colores: los mismos blanco y negro de las plumas del ave. Decourtye y Mateu exploran aquí los conceptos de equilibrio y desequilibrio, mientras intentan encontrar los límites de la voz humana, del ritmo y de la luz. Sobre ellos, libre por el escenario, el cuervo representará el mundo de las creencias y supersticiones, pero también la libertad y la ligereza. Todo ocurre en un escenario de una inmaculada claridad que, poco a poco, se va transformando en una exploración de la dualidad, que es uno de los signos de identidad de la pieza.

Quizás, como apuntan sus propios creadores, funcione como un prólogo a la futura La falaise, la segunda pieza que veremos el próximo año y que está protagonizada por ocho intérpretes, los mismos dos colores (el blanco y el negro) que la ligan a y unos colaboradores muy animales, entre los cuales un caballo y algunas aves.

Como es habitual, Baró d’evel vuelve a colaborar en esta ocasión con Maria Muñoz y Pep Ramis, integrantes de la compañía de danza Mal Pelo, pero también con la autora y dramaturga Barbara Métais-Chastanier.

Vídeo

Fotos

Baró d’evel: LàBaró d’evel: Là

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

Sé el primero en dejar tu valoración.