El pes d'un cos

El pes d'un cos

El pes d’un cos es un espectáculo de la dramaturga y directora Victoria Szpunberg, que aborda el tema del envejecimiento en nuestra sociedad actual.

La actriz Laia Marull se pone en la piel de la hija que tiene que cuidar del padre que poco a poco se irá deteriorando fisca y mentalmente.

Sinopsis

Una hija tiene que cuidar de su padre que, después de sufrir un ictus, vive un proceso de deterioro físico y mental que lo convierte en un ser totalmente dependiente. El padre, que era un pilar (emocional e ideológico) para la hija, se ha convertido en el paradigma de la fragilidad, alguien que tiene alucinaciones y que no puede hacer las necesidades básicas de forma autónoma.

La carencia de recursos económicos propios y la precariedad que viven las administraciones hace que la situación entre en una especie de espiral de caída libre. La manutención del padre hace que la hija tenga que venderlo todo, desposeerse de todo lo que ha heredado, y entrar en un tipo de delirio imparable. Solo la llegada de un ángel, conductor de una ambulancia y celador, puede sacarlos del abismo.

Valoración colaboradores

Valoración espectadores
  • JOSE GABRIEL DEL VIEJO
    JOSE GABRIEL DEL VIEJO

    Victoria Szpunberg nos regala una obra sobre cómo sobrellevar el dolor. El dolor que conlleva sentir la impotencia de cuidar de nuestros mayores.
    De cuando ya no está en tu mano darles los cuidados que necesitan. Cuando económicamente es imposible pagar lo que cuesta una residencia y el tenerlos en casa es prácticamente imposible de conciliar con la vida profesional y personal.
    Una obra muy dura pero que la dramaturga consigue suavizar con los toques de humor y de música que riegan el espectáculo.
    Una obra que quizás no me ha llegado en el mejor momento y en otras circunstancias habría disfrutado algo más.
    Laia Marull siempre ha sido una actriz con la que me cuesta conectar. Esta vez me ha vuelto a pasar, aunque en el tramo final de la obra sí que he conseguido emocionarme con su actuación.

    Sé que no es una obra denuncia. La autora la define como una celebración de la vida. Pero yo pienso que estas obras son necesarias. Hay muchas cosas que mejorar de nuestro sistema sanitario público. Aunque ahora mismo la mayoría preocupación sea mantenerlo. Porque en estos tiempos la cosa pende de un hilo…

    19/05/2022