NUEVAS MIRADAS TEATRALES

Kathy Sey protagoniza una obra sobre la esclavitud de mujeres negras

La obra está dirigida por Denise Duncan y es la primera producción del colectivo Tinta Negra en la Sala Periferia Cimarronas

Redacció

Periferia Cimarronas, la nueva sala teatral de Sants gestionada por el colectivo Tinta Negra, estrena su primera producción teatral escrita, dirigida y representada por personas negras afrodescendientes: Títuba, Bruixa, Negra i Ramera.

Kathy Sey, protagoniza ‘Títuba, Bruixa, Negra i Ramera’. Imagen: Xavi Buxeda

Títuba, Bruixa, Negra i Ramera. , la historia de una de las condenadas en Salem. La obra escrita y dirigida por Denise Duncan (autora de éxito como Negrata de merda o El combat del segle), la obra, basada en hechos reales, narra la persecución vivida por mujeres negras entre los años 1400 y hasta 1700 a Europa y en Estados Unidos. Durante los juicios de Salem, la principal acusada de crear esa ola de contacto con el mal fue Títuba, una negra esclavizada al servicio de las familias blancas implicadas en los eventos. Títuba, defensora de un conocimiento de curación y medicina natural, y de contacto con el mundo invisible de las ancestros, se vio rodeada de una ola de rumores amenazaban su vida y la de su pareja.

Denise Duncan es la autora de la primera producción de la Sala Periferia Cimarronas

«En la obra pensamos al menos dos aspectos: por un lado el poder femenino y su vinculación con lo «oculto», «lo prohibido»; por otro, el cuerpo femenino ante el poder, especialmente el de una mujer negra», explica Denise Duncan. La obra estará protagonizada por Kathy Sey (integrante de la formación musical The Sey Sisters, y actriz en montajes comoEls jocs florals de Canprosa o La tienda de los horrores) y cuenta con las voces de Vicenta Ndongo y Ernest Villegas. El artista encarnará el sufrimiento y la valentía del relato de esta mujer negra poco mencionada en la historia de occidente, en esta pieza inédita que apuesta por generar otros relatos, no sólo en el mundo de las artes escénicas sino en el imaginario col ·lectivo del público actual: «Títuba no deja de ser un reflejo de la sociedad actual, una sociedad que está ávida de persecusión y que premia y favorece la penalización sistemática de las mujeres», explica la autora y directora: «Vivimos en una sociedad que aún organiza cazas de brujas, donde las disidentes, mujeres, somos las víctimas».

Más información, imágenes y entradas en:

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!