TEATRO

'Els secundaris', un vodevil que homenajea a los actores y las actrices olvidadas

Un viaje bohemio a la época dorada del Paralelo, creado e interpretado por Laura Aubert y Bernat Cot

Redacció

El Maldà recupera Els secundaris, el último éxito de Els Pirates Teatre. Esta comedia, escrita e interpretada por Laura Aubert y Bernat Cot, se sitúa en la época dorada del Paralelo para hacer un homenaje a los actores y actrices que han formado parte de nuestra historia y que han sido olvidados.

Els secundaris lleva a escena, a través de situaciones hilarantes y humorísticas, la historia de una actriz y un actor secundarios que comparten, entre piernas de un teatro, la inquietud de antes de estrenar. Las vivencias de ambos personajes para intentar que el estreno sea un éxito y que los dos grandes protagonistas, Tina de Jarque y Alady, brillen y salgan exitosos, pondrá al descubierto la dureza del oficio y las malas condiciones laborales y de vida de los dos actores secundarios.

En esta pieza, Aubert y Cot dan vida a todo un universo de personajes del Paralelo de principios del siglo XX, que para perseguir sus sueños profesionales debían malvivir y alternar trabajos en un contexto donde las diferencias de clase eran altamente notorias. Bernat Cot, matiza que hay situaciones que se siguen dando actualmente, por lo que “con Els secundaris, al fin y al cabo, hemos querido hablar de toda aquella gente de teatro que no está en primera línea, y reivindicar su importancia”. El espectáculo se inspira en los espectáculos populares y liberales del momento: “Quisimos situar la obra en el Paral·lel de los años 20, donde se hacían vodeviles y teatro de revista, que eran géneros considerados menores, por hablar, no sólo, de secundarios como actores, sino también de esos géneros que eran menospreciados o no tan bien valorados», explica Laura Aubert.

Aubert y Cot, bajo la dirección de Adrià Aubert, han creado un divertimento, que mezcla piezas teatrales cómicas y de vodevil de la época, y que incluye «referentes de humor como los Hermanos Marx, Monty Python, e ingredientes habituales de Piratas: música, cambios de vestuario y de personajes (que hay hasta 15), movimiento y coreografías», comparte Bernat. Según Aubert: «No ha sido un espectáculo sencillo de llevar a cabo, puesto que en realidad, junto al camerino que nosotros vemos pasa una obra entera que el espectador siente, que hemos tenido que grabar y montar nosotros mismos».

El espectáculo podrá volver a verse en El Maldà del 4 de octubre al 1 de noviembre. Más información, imágenes y entradas en:

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!