El Eje estrena 'Röbota', un thriller trágico y distópico

Redacció

El Tantarantana ha presentado en rueda de prensa Röbota (Servitud), el nuevo espectáculo de la compañía El Eje, y la primera propuesta de la quinta edición de El Cicló. Autores del éxito de la temporada pasada Masticar hielo, la compañía ahora es la encargada de inaugurar el ciclo de compañías en residencia del Tantarantana con un proyecto que, en palabras de Fernando Murillo, director de la sala, descata especialmente por » la energía de la compañía y su talento para presentar conflictos relacionales sin concesiones» Röbota (Servitud) es un espectáculo «enérgico y crudo, como la compañía que lo firma. Pero la suya es una crudeza constructiva, que nos llevamos a casa para digerir y pensar «, ha añadido.

Mar Pawlowsky, que debuta como dramaturga y directora con esta espectáculo, explica: «queríamos remover y creo que lo hemos conseguido. Los que ya la han visto cuentan que han salido con una incomodidad que les ha acompañado durante un rato. Y esto es muy bueno: Nosotros hacemos teatro para producir sensaciones que puedan producir conversaciones que puedan producir cambios. La crudeza no es negativa «.

Sobre la naturaleza del espectáculo, la compañía ha coincidido en definirlo como un thriller trágico, distópico, futurista y heterofóbico. «El punto de thriller es lo que nos aleja del drama. El thriller es sobrio, es frío. Estos personajes no pueden llorar porque llorar es entender lo que te pasa, y lo que les pasa es inaceptable, casi impensable. Por eso no pueden llorar«. En cuanto al adjetivo heterofóbico, El Eje plantea un universo donde el amor heterosexual está prohibido como medida para acabar con la superpoblación. «Vivimos en una de las ciudades más gayfriendly del mundo, y también aquí la gente recibe palizas por amar como ama. Esto está en Röbota, pero al revés. Es nuestra manera de explicar que no puede haber maneras permitidas y prohibidas de amar «.

La distopía futurista se plantea desde la creación de un universo al que no queremos llegar. «Partimos de la deshumanización de nuestra propia sociedad: muchas veces ya hoy somos más objetos que sujetos, somos productores de información por encima de individuos, nos utilizamos las unas a las otras«, ha explicado el actor Eric Balbas, que interpreta a Broto, un ingeniero en inteligencia artificial que trabaja en un sorprendente nuevo prototipo de robot. «No nos inventamos un mundo: es una hipérbole del presente, utilizamos el futuro para hablar del presente», ha completado la directora.

Röbota (Servitud) se podrá ver hasta el 14 de abril en la sala Baixos22 del Teatre Tantarantana.

Archivado en
Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario