Despierta! Acrobacias a ritmo de scratch

Ruben Garcia

Estos 15 intérpretes escogidos por el Groupe Acrobatique de Tanger tras unas intensas audiciones que se hicieron por todo Marruecos os dejarán con la boca abierta. El título es toda una declaración de intenciones: FIQ, que en marroquí significa ‘despierta’.

La propuesta mezcla todo el universo acrobático: empezando por los ejercicios de suelo, que son los más tradicionales, pasando por otros más modernos, movimientos imposibles y disciplinas como el break, el taekwondo y el foot freestyle (fútbol de estilo libre). Todo ello combinado con la música pinchada en directo por el DJ marroquí Key, que ofrecerá un repertorio que va desde la música electrónica en el scratch. «Es un espectáculo loco, donde nada es simple, donde no se da nada por hecho«, explicaba a los medios franceses Sanae El Kamoun, fundadora de la compañía. El espectáculo también tiene el vestuario y puesta en escena pop y colorista del fotógrafo y artista Hassan Hajjaj, conocido también como el Andy Warhol de Marruecos.

Najwa, Atlanta, Samir, Hamza, Hammad, Manon, Youssef, Tarik, Hassan, Bouchra, Ayoub, Zhora, Elias, Achraf y Nora son los 15 nuevos integrantes de una compañía donde se habla árabe, francés, inglés y español, pero sobre todo se habla el lenguaje universal de la acrobacia, un arte muy arraigado en Marruecos que se remonta al siglo XV. En el escenario saltan, bailan, dan vueltas, hacen acrobacias y vuelan por los aires, son vitalidad extrema. Los y las acróbatas se rodean de elementos cotidianos para ofrecer un espectáculo que quiere ser un grito a la libertad a la que aspira la joven generación marroquí: «Estos artistas se debaten entre la tradición y la modernidad, quieren que las cosas cambien tanto a casa como en el resto de lugares. El mensaje de este espectáculo es que hay que ser activo y reactivo «, explica El Kamoun.

Libertad, tradición y modernidad

No es la primera vez que pisan Barcelona, ​​de hecho, tal vez recuerde las pirámides humanas que tanto caracterizan sus espectáculos y que ya han pasado por el Griego en ediciones anteriores: en 2008 con Taoub y la puesta en escena del francés Aurélien Bory; en 2010 con Chouf Ouchouf, dirigido por Martin Zimmermann y Dimitri de Perrot; en 2013 con Azimut, y en 2017 con Halka. Ahora vuelven de la mano de Maroussia Diaz Verbeke, una directora que coincide con la filosofía de la compañía: llevar la tradición en la actualidad, torcer los tópicos y apostar por integrar estos nuevos artistas como muestra de la creatividad y la evolución cultural de Marruecos.

FIQ es el más nuevo de una compañía nacida en las playas de Tánger en 2003, cuando un grupo de jóvenes marroquíes que perfeccionaban su técnica se convirtieron en embajadores de la acrobacia tradicional de su tierra. El nexo de unión entre los orígenes del circo y el arte urbano.

Rubén Garcia / @RuGarciaE

Más información, imágenes y entradas a:

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario