'Camargate vuelve con nuevas revelaciones en la versión 1.1

Redacció

La conversación entre Alicia Sánchez Camacho y Victoria Álvarez en la Carmarga vuelve al teatro con nuevas revelaciones en Camargate 1.1.

La conversación entre Alicia SánchezCamacho y Victoria Álvarez en julio de 2010 en el restaurante La Camarga llenó páginas, titulares y tertulias durante meses. No obstante, y que ya ha corrido por Internet, la justicia ha prohibido la reproducción del contenido. Jorge-Yamam Serrano, director y miembro de la compañía La Rueda, ha optado por llevarla al teatro. «Ante la avalancha de informaciones sobre estas tramas de poder y corrupción, el teatro permite detenerse y hacerlo más comprensible». Su tarea, sin embargo, no ha sido fácil. Precisamente para esquivar la prohibición judicial, ha tenido que hacer una importante labor de documentación para asegurarse de que cada uno de los fragmento de la conversación que se reproducen en escena han aparecido anteriormente en la prensa. Esto, sin embargo, le ha permitido teatralizar otros documentos reales «que muestran de forma esperpéntica cómo funciona la corrupción, nuestra política y sus pasillos» con la intención de conectar el teatro con el público y hacerlo llegar «allí donde el periodismo no puede llegar «.

Entre Ruz-Bárcenas y el Polonia

Aunque es un montaje que se podría catalogar como teatro documental, Serrano deja claro que no tiene nada que ver con el Ruz-Bárcenas de Jordi Casanovas. «El lenguaje es muy diferente porque la situación también lo es. A Ruz-Bárcenas se recrea un juicio, y por tanto, no hay conversaciones, sino declaraciones judiciales y el tono es muy es contenido. Aquí, en cambio, recreamos la cena de dos mujeres con un exceso de ego que se acerca más en El lobo de Wall Street”. Inevitablemente, explica el director, la obra ha ido derivando hacia la comedia porque «hemos querido utilizar la realidad y la realidad es ésta: una historia esperpéntica con un gran potencial teatral y unos personajes muy intensos y llenos de excesos». Serrano incluso se muestra convencido de que «la gente no se creerá que es real, pero lo es!». Sin embargo, deja claro que el lenguaje no es tampoco el del Polònia. «El objetivo no es hacer ni un realismo puro ni una parodia o una farsa cómica, lo que queremos es dar una impresión que recuerde la realidad, descubrir la realidad de los personajes sin imitarlos».

Cristina Gamiz y Anna Sabaté son las actrices que encarnarán Sánchez-Camacho y Álvarez, aquí Antonia Sanchis y Bibi Alves. Las acompañarán cinco personajes masculinos interpretados por Pep Duran: Jordi Pujol Ferrusola, un escuchador que como en La vida de los otros «nos recuerda que todo lo que vemos lo estamos sintiendo y llevando adelante y atrás», el camarero, el chófer y el dueño de La Camarga.

Texto: Mercè Rubià

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario