El somni d'una nit d'estiu: Un cuento de hadas o la pesadilla de una noche de verano

El somni d’una nit d’estiu
1/12/2014

Nos encontramos ante una comedia romántica, donde hay una parte real y una parte imaginaria. Cuatro historias que empiezan separadas ya la hora paralelas y que al final de la obra se unen. La parte real es la que relata las historias sentimentales de los personajes Teseo y Hipólita; Lisandro, Hermia, Demetrio y Helena, y la parte imaginaria es la historia entre Oberon y Titania.

Un cuento donde hay hadas y duendes. Precisamente es un duende, Puck, quien enreda la historia de Hermia, Lisandro, Helena y Demetrio. Un personaje que interpreta Pau Viñals de una manera espectacular, podría incluso decir que es de las mejores representaciones que he visto hasta ahora de él. Los otros dos personajes a destacar del mundo de la fantasía son Titania, la reina de las hadas, un personaje con poderes que interpreta la Merced Aránega y el Oberon, el rey de los espíritus nocturnos, interpretado por Lluís Marco. Dos interpretaciones para quitarse el sombrero. De algunos de los personajes que encontramos en el mundo real, hay que destacar las actuaciones de Guillem Motos, Xiscu Massó, Laura Pujolàs y Enrique Mayor, todos magníficos en sus respectivos papeles.

Esta obra quiere reflejar que la vida es un sueño el cual está lleno de cegesa, imaginación y realidad, donde los temas principales son tres: el amor (el amor de los padres, el amor no correspondido, el amor adolescente, el amor obsesivo…), la sociedad (donde hay diferentes estamentos, como el rey, nobleza, artesanos, indigentes; estamentos y clases del mundo real, e incluso del mundo imaginario) y la familia (conflictos entre padres e hijos, dos visiones diferentes de la vida, la de los adultos y la de los jóvenes). También encontramos elementos mitológicos (una mezcla de la mitología nórdica, griega y la clásica), elementos simbólicos como en el caso de la luna y una crítica al mundo del teatro (en aquella época, se consideraba que la profesión de actor no tenía futuro ).

En cuanto a la escenografía de Sebastián Brossa, el vestuario de Miriam Compte, la iluminación de Lionel Spycher y la Carectrització de Nuria Llunell ¡son espectaculares!!!

Lo único que hace que no puntúe este espectáculo con cinco manitas es que se me hizo un poco lenta en algunos momentos y la necesidad de un descanso durante la representación; por lo demás ¡es una obra Imprescindible!!!

← Volver a El somni d'una nit d'estiu