Así que pasen cinco años
24/01/2019
Teatro si no imposible, casi

Admito que no he entendido nada de nada de estos “Así que pasen cinco años”, de Lorca, quien tanto me atrae. Cuestión de no ir preparado, seguramente. Vistas las caras y oídos comentarios al vuelo, no fui el único. Lorca calificó esta obra, junto a “El público”, como “teatro imposible”, y que harían falta 5 generaciones para que fuesen entendidas o aceptadas. Quizá ese es el problema, que aún no han pasado esas cinco generaciones. Sí, sabía que “el Joven” es el único personaje real y el resto son representaciones de la muerte a la que se dirige o arrastran al protagonista. Pero mentiría si dijese que entendí siquiera eso o que conecté en algún momento. Surrealismo del difícil.

Estéticamente potente, con escaleras que no llevan a ningún lado, vestuario deslumbrante, la fascinante capacidad de Lorca de crear imágenes que piensas cómo no se te ocurrieron antes y empieza con La leyenda del tiempo. Iluminación de una importancia extrema, perfecta, potente protagonista del ambiente de luces y sombras.

La compañía Atalaya Teatro (mi primera vez) tiene una elevada reputación por vanguardista, calidad de las interpretaciones, adaptación de obras difíciles y un lenguaje propio y muy personal. Esa valentía y calidad conseguida genera enorme adhesión entre quienes entran en esos códigos y los disfrutan muchísimo. No fue mi caso, por desgracia. Supongo que no es una obra de entender sino de sentir y no me llegó. O que hay que haber leído mucho de la obra antes de verla para situarse, concepto este del que discrepo. El teatro debería conectar –léase entender, emocionar— sin preparación previa. Puede sonar a recurrir a lo superficial, o a lo básico para impactar. La experiencia demuestra que no es así.

Lo mejor: la fuerza de la poesía y musicalidad lorquiana, repleta de imágenes que prenden.

Lo menos mejor: En mi atrevida y posiblemente desinformada percepción, es la traslación a escena de una pesadilla, y los sueños, por definición, son aburridos para quien no los experimenta, carente de los códigos y simbolismos de las imágenes.

Todo lo que necesitas para ir al teatro

Así que pasen cinco años

Así que pasen cinco años

La compañía andaluza Atalaya Teatro vuelve a la pieza surrealista de Federico García Lorca  Así que pasen cinco años, que ya llevó a escena en 1986. Un viaje único por el tiempo que no podría realizarse con otra pieza teatral, dirigido por Ricardo Iniesta.

Fotos
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
  • maría j gonzález mondaza
    maría j gonzález mondaza

    Me encantó esta puesta en escena, cada cuadro tenía su significado muy bien trabajado desde dirección. No creo que para el espectador medio de este siglo llegue a ser tan complicado el surrealismo. Lorca tiene un universo mágico que te atrapa y Atalaya ha sabido combinar gracias a un teatro expresivo y físico tanto el deseo como los sentimientos escondidos. Qué grande Lorca en el tratamiento de la mujer, un punto de vista más moderno que muchos de los que nos representan. Bravo!

    11/02/2019
  • JOSEP OLIVA SASÉ
    12345

    Avui al Teatre Joventut de L’Hospitalet he estat veient aquesta obra de F. G. Lorca per una de les companyies que més admiro com és Atalaya i que el mes passat es va poder veure al Lliure. Una obra que Lorca va escriure en la seva etapa novaiorquesa amb una gran influència surrealista i que ell mateix va qualificar junt amb El público com a “Teatro imposible”. Amb una impecable direcció, dramatúrgia i espai escènic, Ricardo Iniesta, ens transporta a un món lorquià, oníric, sobrenatural i prenyat de poesia que el transforma en quelcom hipnòtic. Si partim de la base que només el personatge del “Joven” és real i la resta són projeccions seves i ens deixem portar, anirem descobrint escenes i moments d’una bellesa poètica indscriptible i difícils d’oblidar i només faré esment d’un que m’ha posat la pell de gallina com és el diàleg entre el “Niño muerto” i la “Gata muerta”. L’escenografia cobra especial rellevància en l’obra, unes escales blanques que condueixen al buit i que juntament amb una acurada i perfecta il-luminació, deixa moments d’una extrema bellesa plàstica. Nou actors i actrius que representen a vint i tants personatges i que tant a nivell coral com individual es deixen la pell i fan un excel·lent treball tant en l’expressivitat dels seus moviments corporals com a la perfecta dicció recreant els poemes i text de Lorca, i on Iniesta ha unit dues generacions d’actors amb la veterania d’una solvent Carmen Gallardo i la delicadesa de la jove Elena Aliaga en el paper de la “Novia”. Tarda nit de teatre en majúscules que serà difícil oblidar i que estic segur que si Lorca despertés, estaria immensament feliç de veure amb la dignitat que s’ha posat en escena el que ell en el seu dia va escriure. Bravo, bravo Atalaya

    10/02/2019
Artículos relacionados
Totes les estrenes de gener al Teatre Lliure

Totes les estrenes de gener al Teatre Lliure

3 Gener 2019

Comença 2019 i els teatres s’omplen d’estimulants novetats teatrals per començar el nou any amb bon peu. En aquest article, us expliquem les cinc propostes que presenta el Teatre Lliure […]

Hay que ser usuario de Teatre Barcelona
¡Únete, es gratuito! Ya somos más de 80.000

¿Ya estás registrado?

He olvidado la contraseña

Crear usuario

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.