Todo lo que necesitas para ir al teatro

La sucrera diabètica

La sucrera diabètica

Los objetos cotidianos que nos acompañan a primera hora de la mañana a la mesa, almorzando, nos invitan a reflexionar sobre nuestras batallas interiores.

En esta puesta en escena, Elena, La Sucrera (el Azucarero), nos representa a cualquier de nosotros: cree tener una imagen muy clara de quién es, se lamenta por aquello que no tiene y suspira por aquello que desea, lucha para mejorar sus condiciones de vida, pero siempre encuentra alguien en quién culpar de sus desgracias. Sin embargo, a Elena, como muchos de nosotros también, le llega un momento crítico, momento en que, o nos matriculamos con honores como “Víctimas perfectas de los otros y de las circunstancias” o reiniciamos nuestras existencias de manera sana, armónica y responsable.

Elena, un precioso azucarero de plata, se percibe a ella misma como un trasto hinchado y oxidada, tiene un marido que la maltrata. Tiene diabetes y trabaja a una pastelería sacudiendo azúcar hasta que un recorte de personal la deja al paro. Tiene un marcado sobrepeso que no sólo golpea insistentemente su salud, sino que, además, hace imposible cualquier intento para mejorar su autoestima. Sin trabajo, sin salud, sin belleza, sin amor, sin ganas de continuar adelante… Podrá Elena dejar de culpar al marido, al enfermedad, al azúcar, a la crisis económica? Dejará de creer y empezará a crear la salud, la felicidad y el amor por ella misma?

Vídeo
Fotos
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración