Sinopsis

La compañía Campi Qui Pugui presenta este espectáculo infantil musical para toda la familia, es una versión del famoso cuento clásico de Charles Perrault.

SINOPSIS:

Tiempo era tiempo… Un molinero tenía tres hijos. Al hermano pequeño sólo le dejó en herencia un vivaracho gato, que dijo a su amo que lo ayudaría a hacerse rico, sólo le tenía que dar unas botas y confiar con él. Vestido con botas nuevas, el gato fue al castillo del rey a invitarlo a visitar el Marqués de Carabàs, nombre que se inventó para su amo. El rey accedió y montó en su carroza con su hija.

El gato habló con los campesinos de los alrededores, diciéndolos que tenían que decir que trabajaban para el supuesto marqués o el Ogro se los comería. Convencidos por un gato y atemorizados por el ogro, todos decían al paso del rey que las tierras pertenecían al rico Marqués de Carabàs. Al llegar a un río, el gato tiró su amo al agua y empezó a gritar que se ahogaba. El rey pasaba por allá y ordenó a sus hombres que lo rescataran y lo vistieran. Impresionado por la riqueza que se suponía que tenía y por la valentía del joven, que con la ayuda de su gato venció el Ogro más malvado y terrible del planeta, le dio la mano de su hija… ¡eh! con el consentimiento de ella, y nombró el gato consejero, después de hacer una consulta popular deprisa y corriendo para ver que pensaba el pueblo sobre que un simple molinero fuera el marido de la princesa.

Espectáculo recomendado a partir de 4 años.

Duración:
Idioma:
Catalán

Cada mes enviamos un correo con las novedades, recomendaciones, promociones, concursos y noticias sólo de teatro familiar. ¿Quieres recibirlo?

"*" señala los campos obligatorios

Privacidad*
Sinopsis

La compañía Campi Qui Pugui presenta este espectáculo infantil musical para toda la familia, es una versión del famoso cuento clásico de Charles Perrault.

SINOPSIS:

Tiempo era tiempo… Un molinero tenía tres hijos. Al hermano pequeño sólo le dejó en herencia un vivaracho gato, que dijo a su amo que lo ayudaría a hacerse rico, sólo le tenía que dar unas botas y confiar con él. Vestido con botas nuevas, el gato fue al castillo del rey a invitarlo a visitar el Marqués de Carabàs, nombre que se inventó para su amo. El rey accedió y montó en su carroza con su hija.

El gato habló con los campesinos de los alrededores, diciéndolos que tenían que decir que trabajaban para el supuesto marqués o el Ogro se los comería. Convencidos por un gato y atemorizados por el ogro, todos decían al paso del rey que las tierras pertenecían al rico Marqués de Carabàs. Al llegar a un río, el gato tiró su amo al agua y empezó a gritar que se ahogaba. El rey pasaba por allá y ordenó a sus hombres que lo rescataran y lo vistieran. Impresionado por la riqueza que se suponía que tenía y por la valentía del joven, que con la ayuda de su gato venció el Ogro más malvado y terrible del planeta, le dio la mano de su hija… ¡eh! con el consentimiento de ella, y nombró el gato consejero, después de hacer una consulta popular deprisa y corriendo para ver que pensaba el pueblo sobre que un simple molinero fuera el marido de la princesa.

Espectáculo recomendado a partir de 4 años.

Ficha artística
Ver ficha entera
Fotos y vídeos
¡Enlace copiado!