Todo lo que necesitas para ir al teatro

Cabosanroque: Dimonis

Cabosanroque: Dimonis

Cabosanroque presenta Demonios, una instalación que toma como punto de partida los exorcismos en que participaba Jacint Verdaguer, para reflexiionar sobre la posesión.

Sinopsis

Dicen los responsables de cabosanroque que esto es una obra de teatro expandido, es decir, que aquí la dramaturgia sobrepasa los límites y el espacio convencionales de un montaje escénico. Y es que el público entra (en grupos reducidos) en una sala de exposiciones y sale de una obra de teatro.

El espacio es la recreación de la planta de un piso de la Barcelona de 1890 y, más concretamente, el cuarto segunda del número 7 de la calle de Mirallers, en el barrio de la Ribera, junto al paseo del Born. ¿Por qué esta dirección concreta? Al final del siglo XIX, Barcelona y, de hecho, Europa y buena parte del mundo vivían una gran crisis social. Espiritismo, anarquismo, comunismo, darwinismo, Nietzsche, Freud: el mundo entero hierve y la Iglesia católica se ve cuestionada desde muchos frentes. En esta época, mosén Cinto Verdaguer (1845-1902) y Antoni Gaudí (1852-1926) son protegidos de dos de las familias más ricas y poderosas de Barcelona, ​​Cataluña y España: la del marqués de Comillas y la del conde de Güell. El arquitecto les hace las casas, el cura vela por su alma. Ambos, creyentes fervorosos y en la cima del éxito social y de la gloria artística, después de una gran crisis de fe, se “sacrifican” a sí mismos para entregarse a la caridad.

Verdaguer, guiado por las injusticias que vivía cada día en los barrios más pobres de Barcelona, ​​comienza a asistir, en este piso de la calle de Mirallers, a sesiones de exorcismo y toma unos apuntes. Estos textos, que nunca llegan a ser obra ni a ser publicados en vida del poeta, los recupera Enric Casasses en 2014 y hace una edición comentada; CaboSanRoque selecciona los más poéticos, metafóricos y sorprendentemente actuales y los utiliza para reflexionar sobre el fenómeno de la posesión y sus implicaciones sociales, estéticas, biológicas y, finalmente, teatrales.

A través de una ceremonia sonora y visual, con intervenciones grabadas del cantaor Niño de Elche y la bailaora y coreógrafa Rocío Molina, entre otros, los espectadores son objeto de una coreografía orquestada suavemente, y completan la obra al pasar de ser sujetos pasivos a objetos activos. Porque … ¿qué es el teatro sino una forma de posesión?

LA COMPAÑÍA

Con el nombre de Cabosanroque se conoce la unión de los talentos de Laia Torrents, licenciada en Ingeniería Superior Industrial que cursa estudios superiores de Música, y de Roger Aixut, licenciado en Arquitectura por la Universidad Politécnica de Cataluña. Juntos han creado un colectivo dedicado al arte sonoro y la experimentación musical que reúne elementos de música y de las artes plásticas y performativas.

Vídeo
Fotos

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración