'L'Oreneta', un canto a la diversidad y al amor libre en La Villarroel

Ruben Garcia

Lo anunció su autor, Guillem Clua, a través de las redes sociales: tras reconocidas obras como Justícia y Smiley, llega a Barcelona la versión catalana de La golondrina, que en Madrid fue protagonizada por Carmen Maura y Félix Gómez y posteriormente por Dafnis Balduz. Aquí llegará con el nombre de L’oreneta y lo hará en La Villarroel a partir del 18 de febrero, con Emma Vilarasau como protagonista y con la dirección que volverá a recaer Josep Maria Mestres.

Imagen promocional de la producción catalana con Dafnis Balduz y Emma Vilarasau

Empujado por los atentados ocurridos en el Pulse, el tristemente recordado bar de ambiente de Orlando donde hubo una terrible matanza alimentada por el odio hacia el colectivo LGTBI+, Guillem Clua se lanzó a escribir este texto: “Hace unos años nunca hubiera pensado que llegaría a escribir una obra como ésta”, dice el dramaturgo. «Me di cuenta de que el arte es un arma muy poderosa, y el teatro, un arma muy necesaria», explica, y añade: «Es muy difícil entenderlo desde la sensatez y sacar conclusiones serenas de algo tan espantoso «.

L’oreneta cuenta la historia de Amèlia y Ramón. Ella, profesora de canto; él, un joven que desea mejorar la técnica. Lo que a simple vista es simplemente una clase dará pie a descubrir parte de su pasado, marcado por un atentado terrorista que tuvo lugar un año antes. Un enfrentamiento entre dos formas de entender el amor y asumir la pérdida que les llevará a encontrar un nexo entre las dos vidas. «Son dos formas de ver la vida, unidas por el mismo amor y dolor, que necesitan reconfortarse», comenta el director sobre la obra. «El texto reflexiona sobre cómo se reubican quienes sobreviven, desde el odio más visceral hasta el olvido o el perdón», añade Clua.

Carmen Maura y Félix Gómez durante una función de ‘La golondrina’ en Madrid

L’oreneta habla de la capacidad de sentir como propio el dolor de los demás, de empatizar y escuchar”, explica Balduz, que protagonizará el montaje junto a Emma Vilarasau. «Enseguida me interesé por el papel», explica la actriz. «Me atrapó el tema: una madre que no quiere aceptar ni ha querido entender que su hijo es gay», continúa. «Hay algo que reivindica la obra que me quedó mucho: si no se declara que el atentado es contra los gays y no es un atentado en general, nunca se ganará esta batalla», apunta la actriz. “Y tiene toda la razón, las cosas no se pueden tergiversar: hay racismo, hay homofobia… Son cosas que existen, aceptémoslo, hablemos e intentamos entender al enemigo, intentamos entender qué le pasa y por qué no lo acepta”.

Dafnis Balduz también protagonizó la versión española

Josep Maria Mestres destaca el «sentido sanador» de la obra, por lo que explica y por cómo lo explica: «Estamos ante uno de los textos más importantes dentro de la dramaturgia de nuestro principio de siglo», un calificativo otorgado por la sencillez en sus formas. «La obra no tiene un sentido de trascendencia, lo es [de trascendente] por lo que explica», dice Mestres. «Te pone deberes y te hace pensar», concluye.

Más información, imágenes y entradas en:

Artículos relacionados

'Opening night' de La Veronal: un homenaje al teatro

Esta primavera se ha vivido un tramo final de temporada difícil, con salas inusualmente vacías, que ha hecho aún más complicada la remontada pospandemia. Coincidiendo con el Día Mundial del […]

Del arte a la vida, 28 pasos y medio

Quizá el mayor sueño de todo artista sea crear una obra que permita reconciliar las artes sin jerarquías. Y tal vez esta empresa no sea posible sin tener en cuenta […]

Stephen Sondheim, el arte de hacer musicales

Decir que la obra de Stephen Sondheim marca el inicio del teatro musical moderno no es ningún superlativismo gratuito ni exageración fruto de una devoción que, vista de fuera, pueda […]

Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario